Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 2

¿Y si es ella?
Jueves, 8:05

A través de la ventana de la facultad se puede ver el banco en donde ella me va a esperar, por el momento no hay nadie sentado ahí.
Después de años, vuelvo a sentir miedo al enfrentarme con una mina. Es una rara sensación, de no sé, de quedar como un boludo. De empezar a tartamudear, todo de a poco se pone difuso y la temperatura empieza aumentar, es como si tuviera puesto setenta camperas.
La ventana tiene rejas, la facultad esta cercada con rejas, parece una cárcel, no se ve mucho y el sol empieza a bajar, alcanzo a ver a una morocha, esta de espalda, recién se acaba de sentar en el banco. Me pregunto si será ella.
El pelo es igual-igual. No sé que hacer, siento nervios, me traspiran las manos, el miedo de salir y que realmente sea ella.
Me prendo un cigarrillo y camino por el hall, diciéndome en voz baja, sí una persona puede ser tan estúpida. Me resigno, no tendría que ir, pero al mismo tiempo sale el hombre valiente y me dice “Che estúpido, ¿No habías cambiado? ¿No eras más sociable?.”
Pero el cagón tiene más fuerza. Opaca al valiente y el cigarrillo en cada pitada me clava un cuchillo a la altura del corazón, cada vez que aspiro el humo siento como que me estiran los riñones y necesito apoyarme en algo, hay una mesa negra, repleta de firuletes horribles, y pensar que estoy en una facultad de diseño.
La observo distante, clandestinamente, ella mira el reloj, y también se debe estar preguntando, ¿Qué hago acá?. ¿Quién me mando a venir?.
Seguramente no encontrara respuestas, pero las mujeres son así. Ellas van de frente, a su forma. Los hombres simplemente tienen que tratar de no parecer estúpidos para avanzar a una mina.
Es tan simple la teoría, me la repito de memoria:
“Te acercas, te presentas y le pedís disculpas por el retraso. Te sentás en el banco y te pones a hablar, de cualquier cosa, pareces interesado en ella y todo se va a ir dando.”
El cagón se despierta y acota “¿Y si es ella?”.
Y todo se cae a pedazos.






Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Parte 7 - Parte 8

1 Comentario:

# Matías dijo...

Buena historia, quien no se ha enamorado de un par de tetas... de esas que son reconocibles hasta debajo de 3 puloveres y 2 camisetas de muselina.


mejor radio... asi es la radio que quería escuchar...buena música, risas, cerveza, pizza y winnning,

Terrrrrrible

saludo.
mat.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs