Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Déjame verte dormir.
No... imagíname.

Y no supe por donde empezar. Quería imaginar su pelo, pero su boca podía más (siempre fui impaciente). Intente por todos mis medios ir despacio, y comencé a imaginar sus pies pero como iba hacerlo si sus ojos café (oscuros y dulces) iban y venían en mi cabeza.
Decidí entonces empezar por sus manos, pero al comenzar a imaginar su brazo, sentí el perfume de su piel, y todo me llevaba a su pequeña y redonda nariz.
¡Ay, dios santo, ¿Cómo se imagina todo esto?!
Y su cuerpo, seguía su cuerpo, y sus pechos, y su espalda infinita. Casandra se revuelca entre tus pies y disfruta gustosa la suave seda de tus piernas sabiendo que jamás volverá a sentir algo así.
Mis ojos cerrados, con fuerza, mi mente en blanco anulando cualquier pensamiento, intenta ordenar el desorden de ideas (tanto como el de tu cuarto). Comprobando y dejándose llevar para saber de que lado están.
Siempre te imagino desnuda durmiendo, mil posiciones diferentes, de todos los ángulos, a varios puntos de fuga. ¿A dónde vas?.
Pienso en la mujer perfecta y el solo hecho de pensar en tu cola desintegra todo, el solo hecho de saber que en mi imaginación te acaricio, me pierde, me lleva, me trae, me deja tirado, me levanta, me zamarrea, me pide por favor que nunca habrá mis ojos.
Si supiera hablar ingles te lo diría al oído, “quiero estar contigo para siempre”.
Y como un infeliz sueña con que un milagro caiga del cielo, yo intento imaginarte.
Sonríe, puedo ver tu sonrisa, bésame, átame a vos. Es que en esta vida, sacrifique todo por amores que callé, por amores que nunca sucedieron, duele, es el mismo dolor que sufre una estrella al apagarse, al decir adiós.
Abrís tus ojos despacio, y puedo ver tu mirada fija en los míos. Transmíteme tu amor, encuentra mi mirada perdida, cansada, encuéntrala, búscala, estoy ahí, y aunque no me puedas ver, estoy ahí.
Y rozo tu mejilla, y mi cuerpo se estremece, esto ya no es una ilusión, siento tu suavidad, siento tu calor. ¡Ay, dios mío, regálame algo que le pueda ofrecer!
Es que ya no tengo nada, solo un pila de rencores a mujeres que no se lo merecen. Solo historias que se inmortalizan, que estarán cuando ya no este, que serán leídas, ya no busco ese consuelo que buscaba hace unos años atrás.
Ya no escucho un te amo... ya no digo te amo. Fumo como un condenado, soy tan mal actor, si pudiera reflejar todo lo que siento con palabras.
Quizás es la desesperación de abrazarte, quizás todo sea un confuso espejismo, tal vez yo no soy lo que buscas, ni vos sos lo que yo busco, y entonces, ¿Cómo puedo dormir esta noche?.
Nombres, ciudades, edades, países, todo va pasando, menos mi miedo, menos tu miedo, la vida nos pasa por delante, en cada segundo, en cada momento, en cada latido.
Libres, ja, la libertad se consume como fuego lento, cuando uno piensa que esta en libertad es cuando menos lo esta. Pero te veo sonreír, no sé como, pero te veo sonreír, sonríe, grita mi nombre, rompe las cadenas imaginarias que nos atan.
Todo es tan falso, menos el cielo en donde cada noche te busco, y me despierto con una sonrisa victoriosa, es que no sé si en verdad te encuentro, pero tu sonrisa siempre me convence.
Pintarte un cuadro con colores únicos, regalarte chocolates, escribir esto, hablar de más.
Confundirte, ya comienzo a dañarte sin conocerte, si pudiera ir despacio, si pudiera hacer todo lo que escribo, si pudiera cumplir reglas, si aprendiera a prometer.
A veces me cuesta distinguir que es lo que realmente quiero, que es lo que tendría que cuidar o que es lo que necesito. Y me miento, diciéndome que todo es fácil.
Ya no recuerdo mi primer beso. Pero sí quiero recordar el ultimo.
Tengo miedo de caer al vacío, de romper este juego masoquista, de volver a despertarme sin saber quien soy.
Guía mi vida, que estos sentimientos no cambiaran. Y quizás el tiempo se detenga.
Te quiero más que ayer, aunque no lo pueda demostrar.
Sabes, tengo miedo de morirme, y también tengo miedo de morir al conocerte.
Nadie entiende por que estoy tan loco ¡Es magnifico!, estoy vivo.
En esas noches interminables en las que te dan ganas de correr a toda velocidad, un hada me dijo que todo lo que se encuentra se vuelve a perder. Pero olvidó decirme cuando se perderá.
Sonríe, y que el mundo sé sonría a la par.
Mientras tanto seguiré imaginándote, juntando fuerzas para salir a enfrentarme a mis miedos, no me avergüenza decir que tengo miedo, peor seria.... no imaginarte.
Después de todo, siempre nos quedara esta historia.

10 Comentarios:

# Anónimo dijo...

Después de todo, siempre nos quedara esta historia.
=)
Sabrina.

# Anónimo dijo...

como siempre mui hermoso tu texto...magnifico!! jeje...t mando besos mosca...=)

"Ya no recuerdo mi primer beso. Pero sí quiero recordar el ultimo"

solange666

# Aleja dijo...

holas! muy linda historia ,te juro q me re concentre leyendola,me llego de verdad parece real.
Me gusta tu forma de expresión!
Beso ,q estes bien!

# sole dijo...

Da gusto leerte….. Interesante y excelente texto.
besoos

# Clara dijo...

me dio tristeza entrar y no ver el banner de la radio

# benditaluz dijo...

Caballero
Bendito el instante en que regreso a leerte, siempre!
Sublime el momento en que tus palabras llegan a mi, siempre.!
Inmaculada la noche en que sin intencion te conoci.

Aun en mis silencios, continuo aqui...Siempre!

Sabe que lo admiro, por lo que es, por lo que imagina, por lo que hace.
Caballero celebro encontrarlo,
celebro que exista.

Lo admiro, lo quiero!

# Lo dije o lo pensé??? dijo...

Hola!!!

No se como llegué a tu blog, haciendo cadenas creo!

Te cuento que hace dos hs que me colgue a leer todo lo que escribis y deje de trabajar!!!! jjaja

Asi que si me echan te mando al frente!

De verdad esta buenisimo, escribis muy bien!

Besos!!

Valeria!

# Cristian dijo...

Sabrina: Gracias por el comentario. Sí creo que es una de las lineas más reales en cualquier aspecto de la vida. Un saludo grande.

Sol: Gracias me alegro que te haya gustado. Un saludo grande, siempre hay que recordar el ultimo beso. Siempre.

Aleja: Gracias que lindo que te haya llegado. Me alegro mucho, gracias por el comentario. Un saludo grande.

Sole: Gracias por el comentario. Me alegro que te guste las historia y mi forma de escribir. Un saludo.

Carloncha: Che que nada esta perdido mientras nos recordemos. Un beso Clarisa, buena vida.

Romi: Sos te-rri-ble. ¡Gracias por ese comentario tan hermoso!. Mil gracias y me alegro que te guste mi forma de escribir, y me llena de alegría leer cosas así. Con tanto amor. Un beso grandote. Cuidate y buena vida. Suerte y más que suerte. Ciao.

Valeria: Lo importante es que llego. No importa el medio. Gracias por su tiempo y por este comentario tan lindo. Un saludo grande, cuide el trabajo. Buena vida.

# Bruja! dijo...

Gracias! tan solo gracias por escribir.. por ser una inspiración en mi.. no lo dejes! suerte..

# marisa dijo...

Es tan hermoso este relato...perfecto...es un mimo a alma..

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs