Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Me acosté en la cama con intención de dormir, pero comencé a pensar de que manera decirle que no quiero saber mas nada de ella. Se me ocurrieron millones de formas, la conozco tanto que se lo que le molesta y como hacer mas fácil o menos doloroso ponerle fin a esta relación.
Ambos nos queremos, pero el tiempo nos desgasto, que alivio siento echándole la culpa al tiempo, aunque sinceramente creo que el problema soy yo, me parece que no es el amor de mi vida como pensé que lo era cuando la conocí. Después de acostarme con ella me pasó exactamente igual a lo que siento ahora, lo mismo, esas ganas de decirle que no quiero saber mas nada, ganas de desaparecer, de morirme.
Ella dormía con una paz, creaba una atmósfera de velorio que me motivaba a despertarla y decírselo, la miraba fija y nose si lo intuía pero entreabría los ojos y me miraba, me abrazaba fuerte y me decía te amo y se volvía a dormir, anulando todos mis sentidos como quien apaga una radio, también quería -bah, en realidad siempre quise- dejarle una carta con mi despedida pero creo que no se lo merece, ¡que estoy pensando!, nadie merece que lo dejen por carta, dios, no doy más.
Pero hoy es el día, el mar esta tieso como muy pocas veces se puede observar, el viento no existe, siento como todo se prepara para el estallido de una gran tormenta, tengo un presentimiento que algo va a estallar cuando le diga que no quiero saber mas nada, pero alguien tiene que ponerle fin a esto, es que no doy mas a tal punto que me siento mal conmigo mismo.
También lo hago por el bien de ella -espero que lo entienda así- sino me rompería a la mitad saber que le hago daño, creo que siempre al comenzar una relación estamos clavando un cuchillo, una puñalada, que cuando cortamos la relación empezamos a sacar el cuchillo y comienza a sangrar la herida con riesgos a morir desangrados, una muerte interna, algo que una persona de afuera vería como un simple corte, solo nosotros sabemos el dolor que causa eso.
Ya falta una hora, comienzan mis nervios, mis practicas frente al espejo, la gente cuando pasa por al lado se da vuelta para mirarme, es que no puedo dejar de repetir todo y a veces quedo como un loco cuando camino por la calle hablando solo, es que no doy más tiene que ser hoy el gran día, la despedida final.
“Mi amor tenemos que hablar, necesito decirte algo muy importante” creo que es muy de película encararla así, es que no tengo que dejarla hablar sino me va a anular como siempre lo hace con esa voz hermosa y esos ojos negros, intensos.
“Amor, podemos hablar un segundo?” creo que así esta bien, aunque nose si decirle amor, porque suena demasiado hipócrita de mi parte, tengo que medir las palabras, la voy a llamar por el nombre.
“Carmen, tengo que contarte algo que vengo pensando hace unas semanas” no, me va a matar si sabe que hace unas semanas estoy pensando esto.
De pronto alguien me toca la espalda y me dice “Yo también necesito decirte algo que para mi es muy importante, pero nunca doy tantas vueltas como vos para decir algo”, era ella. Mis ojos se llenaron de lágrimas, debo decírselo, necesito descargar esto.
“Te amo como nunca ame a nadie, creo que sos el amor de mi vida, lo que me da fuerzas para seguir, te pienso de noche, te pienso de día, no dejo de pensar en vos, todo lo que hago lo asocio con vos, no puedo parar de hablar de vos, te necesito tanto, sos lo mas importante que tengo hoy en día. Después de tanta mierda, de tanto sufrir, te encontré, creo que sos lo mejor que me paso en la vida, gracias por estar mi amor, gracias por todo esto, por tus besos, por tus abrazos, te amo, créeme que te amo y que jamás te voy a dejar”.
Nuevamente anulo todos mis sentidos.

5 Comentarios:

# I´m pink dijo...

En mis relaciones siempre he establecido una especie de ¨pacto¨ comprometido a decir siempre los verdaderos sentimientos, sin importar cuales sean; de pronto me vi como Carmen, durmiendo en paz mientras él se revolotea a mi lado pensando como mandarme al diablo... he estado también del otro lado, sabiendo que no doy mas, buscando el momento apropiado (que nunca llega) para encararlo... que fácil hacer pactos, que difícil cumplirlos...

Ay dio mío! tengo que escribir mi propio blog para no atiborrar el tuyo con tanta cosa rara!! jejeje

Cristian, tienes un don, gracias por compartirlo.

LuLu

# Anónimo dijo...

Muy lindo este texto Chris...

Es una sensaciòn muy fea cuando alguien te gana de mano y te dice algo que anula tus sentidos,que te deja sin hablar,que es como que esa persona sabe lo que tenes para decirle y sabe como bloquearte,para nbo oirlo..

Tambien es feo estar en el lugar de la otra persona;seamos realistas...


en fin...cuestion de la vida...

buena vida..suerte.

paulita

# Anónimo dijo...

Estoy leyendo tu blog hace media hora y no paro de llorar. jaja. Necesito un psicólogo. Además de eso, escribis de forma soberbia y decir -te felicito! vale la pena.
Nadia.

# Anónimo dijo...

me dejo sin palabras esto...
porque es lo que me esta pasando ami, y no se que hacer...
me deja sin palabras con su amor, pero ...anula mis sentientos y vuelvo a guardar mis palabras para cuando pueda volcarlas, solo se q...siempre se hace dificil despedir a quien uno amo algun dia..

mika

# Anónimo dijo...

REALMENTE CHRISTIAN PIENSA QUE CARMEN NO LO SABE !!!! YO ESTOY EN EL MISMO LUGAR DE CARMEN....ESPERANDO....

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs