Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 4

Close your eyes and I'll kiss you

La noche no pasaba más, vueltas y vueltas en la cama, deseaba que a ella le este pasando lo mismo, que no se pueda dormir, que este evaluando mi propuesta, seria grandioso que así fuera.
Me desperté un poco cansado, no pude dormir nada al final, llego el Patilla a casa y el boludo se olvido la mochila, yo lo veía venir muy liberado, se colgó pintando y salió apurado me decía.


—Soy un pelotudo, me olvide la mochila.
—Lo sé, parásito.
—¿Llamaste a Marcos?
—Sí, ya me paso el teléfono de las cabañas, me dijo que estaba medio complicado, pero que cualquier cosa me dejaba la reserva de él. Por que dijo que ahí, si fuese por él se quedaría a vivir.
—Que groso, bueno, me alegro loco. —Creo que el Patilla es buen tipo, me parece que todo lo dice de onda, en verdad le creo.
—Gracias Pati, y gracias por el aguante.

Entramos en la facu y paso el pelado mascaporongas por al lado y yo me moría por gritarle en la cara que Claudia se venia conmigo a Villa la Ventana, pero me moría por gritárselo. No me pude contener y presumí frente al Patilla, casi a los gritos para que me escuche.

—Por suerte con Claudia está todo bien —grité— es una muy buena mina, ayer nos quedamos charlando un rato en la puerta y es genial, muy macanuda —y pude observar como al petiso se le paraba la oreja.
—¡Que bueno ché! ¡HACEN BUENA PAREJA! —Gritó el Patilla.
—Tranquilo Patilla —le dije en voz baja.
—Disculpa me fui a la mierda, es la emoción de destruir al petiso —me susurro.
—Sí, la verdad, que tuvimos buena química —ya el petiso caminaba cada vez más lento, hasta que nos pusimos a la par— MUY BUENA QUIMICA —dije en voz alta y podía ver al mascapito ahí, totalmente perturbado, sin mirarnos, le toque el brazo y le dije —¡¿Qué haces campeón, todo bien?! —, y se moría el hijo de puta. Tendrían que haberle visto la cara, se moría, y yo me retorcía, una alegría indescriptible, calladito se quedo, siguió caminando y doblo para el buffet.
El Patilla se empezó a reír y me decía “sos un hijo de puta, que hijo de puta”, es como si me hubiera ganado el bingo, ver al petisito todo destruido, apagado, que placer. Hippie del orto.

Entramos al aula y Claudia, no salía, no salía, pasaron las horas y no salía. Entré al aula, estaban las compañeras, el batracio pequeño, y todos me miraban. Me importo poco, me acerque a una de las compañeras y le pregunte por Claudia.

—¿Claudia vino?
—No, ayer, en el cumpleaños de la madre, comieron unos sandwinchs de miga y bueno parece que estaban en mal estado y se intoxicó.
—¿Pero está bien?
—Si, si, quédate tranquilo, nada grave. ¿Vos sos Cristian?
—Sí, soy Cristian
—Ah, me dijo que te pase el teléfono, anota —y me paso el teléfono, no lo podía creer, viste cuando no lo podes creer, que esperas que no sé, se caiga el techo y te morís al toque, así me sentía, alegría, tiraba ondas expansivas de alegría.
—Gracias, ¿Tu nombre?
—Carla
—Gracias Carla
—De nada Cristian

Y guarde el papel en cámara lenta para que el chichón me observe, solo para eso. Salude a la comisión “Chau chicos”, no me saludo nadie, pero no me importaba.
Y camine hasta el Patilla, y le dije.

—Boludo, ¡tengo el teléfono!
—¿Posta?, pensé que ya lo tenías.
—No, no, me lo paso recién la compañera.
—¿Cuál, la tetona?
—See, terribles tetas.
—Viste, increíble, buenísimo loco.
—Sí, ya le estoy escribiendo.

Le mandé un mensaje súper archí pelotudo simulando estar preocupado por su salud y me respondió casi al instante. “Quédate tranquilo, estoy bien, llámame”.

—Mira patilla, mirá, boludo, me pidió que la llame.
—Y llámala
—¿Te parece?
—A ver préstame —y agarro el teléfono, apretó un par de botoncitos y me lo dio enseguida— hablá, dale pelotudo, está llamando, hablá.
—Sos un hijo de.... —Y escuche la voz de Claudia, como apagada, me puso mal.

—Hola Clau, ¿Cómo estás? —pregunté
—Bien bien —respondió
—Ando con náuseas pero ya mañana voy a estar bien, sabés, eso de la cabaña...
—Sí, ya sé, no querés venir ¿no?, igual está todo bien...
—No, no es eso, lo pensé y estaría bueno, si vamos como amigos, seria lindo, además me vendría bien despejarme un poco.
—¿De enserio? —se escucho una risa y me dijo que sí, que era de verdad.
—Bueno, listo entonces, salimos el jueves a la madrugada así aprovechamos el viernes, un besote, me llenas de alegría.
—Dale, otro beso para vos también Cristian.

Corte y la alegría se vino de golpe, como una trompada. Entre en un estado de pelotudes más que la normal. Increíblemente la vida, por fin, me tiraba una soga.

—¡¡Patilla!! —grité eufórico— Patilla, abrázame loco, abrázame —y me tire en los brazos del Pati— me dijo que sí hermano, quiere venir conmigo a la cabaña, boludo, sosteneme que no siento las piernas.
—No seas exagerado y empezá a pensar como vas hacer.
—Boludo, pensa en el petiso, cuando se entere, se cae de orto.
—See, hippie del orto.
—Soy muy feliz, muy feliz.
—Que no se corte loco, me alegro por vos.

Y esa tarde fue maravillosa, lo ví al petiso y ya me daba lastima, era una escoria en la facultad. Opte por tenerle piedad y fingir estar normal. Después de todo, ni un beso le dí, no quería agrandarme más por que viste como son estás cosas después te sale todo como el orto.





Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6- Parte 7- Parte 8- Parte 9 - Final

7 Comentarios:

# Vale (la de facebook) y la de siempre!! dijo...

Jajaja!!! Que bueno es sentir esa alegria incontrolable, que te brota por los poros, y no te deja decir dos palabras "en serie".
Me encantan estas historias!!!

Besosss y abrazosss

# Anto dijo...

Jajajajajaja recien termine de leer tooodas las partes y muy bueno, siempre hay un "petiso" (petisa, alta, flaca, gorda, rubia, rosada, ect) que esta dispuesto a cagarnos todo! ajjaja tambien me paso eso de "BASTA QUE YA ME DA LASTIMA" pero viene alguien y te dice "POR QUEEE LASTIMAAA? :@" listo, ya esta, se te va la piedad al carajo. jajaja


bueno, un beso manis.

AMO te.

# Anónimo dijo...

Es re lindo cuando te pasan esas cosas te kedas como un boludo pensando todo el dia en ese momento :) ...
Son esas pekeñas cosas ke nos alegran el dia..
Besotes Moska :)

Pequeña Dama*

# Nu dijo...

Tomorrow I'll miss you
Remember I'll always be true...
No se si lo sacaste de ese tema, pero el título es divino!

Que se le deeee por favorrrr, que no se le corte esa trompada de alegría que es hermosa! jaja

Cariños darling!
Nu

# rro. dijo...

Iba a esperar que terminara para poder comentar... pero no me contuve. Es MARAVILLOSA. Lo único que me falta para recrearlo todo tal cual en mi cabeza, es la imagen de una facultad por dentro, jajajaja!

Sos un gran artista Cristian :) te felicito, y mis aplausos de pie.

# Federico dijo...

Hermano, afloja un poco que lo estas dejando a Borges mal parado!

ANIMAL

Federico

# Cristian dijo...

Vale: Gracias por el comentario y por la buena onda. Me alegro que te guste la historia. Besuo y abrazo.

Anto: No seas jodida, tenés tiempo para serlo. Un beso manita de mi alma.

Pequeña Dama*: Accidentes alegres de la vida. Gracias por el comentario y la buena onda. Un beso pequeñita.

Nu: ¡Correcto! diria la Su. Un besote, gracias por el comentario, el aguante y la buena onda.

rro.: ¡Muchas gracias! que lindo eso que me decis. Un beso grandote, me alegro que no te hayas podido contener.

Federico: Si me creo es por tu culpa. Un abrazo Fede, me alegro que te guste la historia. Saludo grande.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs