Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Y cuando nos encontramos estábamos ahí los dos. Había viajado hasta su casa, estaba realmente muy cansado. Pero no lo suficiente para sentir nervios, una sensación similar a la de la sospecha de una mentira. Adrenalina, creo yo.
Ahí los dos, ella en musculosa blanca, un jean sin culo, sandalias, y su pelo descontrolado. Yo, un cuerpo vestido, un simple cuerpo, sin afeitar, dejado, no querido por otros cuerpos.
Ella sonrío, y yo supe que había viajado al pedo. Como dos desconocidos, y la pregunta en mi cabeza; ¿Esto era todo?
La mire a los ojos, y le dije ingenuamente, sintiéndome un completo idiota, como me sale hablar cuando estoy nervioso, como hablo cuando necesito escuchar la voz de la otra persona, sus gestos, su forma de expresarse, en fin, como acostumbro a prejuzgar, le dije que olvidé afeitarme del apuro, que hasta olvidé las llaves de mi casa, y que no sabía como iba hacer para entrar cuando vuelva, ah y que estaba muy linda.
Se sonrojo y miro al piso, yo no esperaba un halago, ni una respuesta, lo dije por decir, para justificar un poco mi fealdad, tal vez, o solo quería decirle un piropo sin quedar como un desesperado.
No creo que lo haya entendido, a mi me molestan esas cosas, los piropos, los halagos verbales, la inconciencia de la gente para quedar bien, me molesta, de chico me dí cuenta de eso cuando una persona en la calle me paro y me dijo “que buena campera, ¿Dónde la compraste?”. No tuve una mejor respuesta que decirle que me la habían regalado para mi cumpleaños, que si quería que me deje algún contacto y lo averiguaba. Eso no paso. Se rió y me dijo que estaba todo bien. Lo que me molestó fue que él no tenía nada que yo pudiera halagarle, retribuirle ese cumplido, odio no poder favorecer a la otra persona.

¿Ya les conté de sus ojos?. Son color miel, achinados, delineados, cejas castaño claro, son los más bellos que conocí en toda mi vida. Yo le decía que seguramente sus ojos no sabían de distancias. Ya que al ser tan hermosos, nada se les podría escapar.
Su nariz, su boca, su pelo, sus facciones, todo encajaba perfecto. Había viajado al pedo.
Tenía un tatuaje, lo descubrí cuando se saco la musculosa, estaba arriba del bretel de su corpiño, tenía una frase en letra cursiva. Desnuda era completamente exquisita, y creo que me estaba volviendo loco. La locura divina, pensé en ese momento, el instante, el déjà vu ficticio del primer beso.
Todo esto paso después, al principio fue una situación complicada, la de no encajar en ella, la de no encontrarme ahí, el estado no presente, no ubicar una palabra, no tener poder de decisión. Igualmente, ella ayudó bastante para sacarme de esa situación bochornosa, los hombres no podemos hacer nada solos, absolutamente nada.
La verdad es que fue una sola noche, y eso causa dolor. No me duele no verla más, lo que me duele es que fue esa noche, y nada más. A mi me encanto, pero a ella no. Y eso me molesta, como dije antes, lo que me molesta es no poder sentirme útil o favorecer a la otra persona.
Su tatuaje decía algo así: “Où le temps d 'arrêt”, le pregunté cual era su significado, me respondió que era algo que ella había inventado, que estaba en francés y que significaba “Cuando el tiempo se detiene”.
Antes de irme, después de que ella me acompañara hasta la parada del micro, justo antes de subir el primer escalón que me separaría para siempre, le dije que se había tatuado al pedo, que no tenía sentido esa frase, ya que todo el mundo sabe, que el tiempo no existe.

5 Comentarios:

# Tierra dijo...

¿Vas a ser siempre tan genial escribiendo?
Muy bueno como siempre.
Exitos.

# Gris dijo...

Sublime como todo lo tuyo Cris...amo leerte,despues de tantos años de leerte seguis captando mi atencion como la primera vez que te lei..sos un genio.
Besos

# Anónimo dijo...

Amigote que decia la frase. No la dejes picando !!!!!!!!!

# Anónimo dijo...

SUPER CHIDO MEN EXELENT..!!!

# Cristian dijo...

Tierra: Muchas gracias. Que buena onda, un saludo grande, y gracias nuevamente por el comentario.

Gris: Sí, tantos años, que lindo leerte. Un beso grande, suerte y más que suerte. Gracias por estar.

Anónimo: “Cuando el tiempo se detiene”. Saludo y gracias por el comentario.

Anónimo: Muchas gracias, saludos.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs