Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Mi ratoncita, es que a veces me falta tu risa y solo me basta con mirar tu foto y soltar mis lágrimas suicidas, al vacío, y siento también que ellas sueltan sus lágrimas y es un loop interminable, una pesadilla que no tiene fin como la que padeció Jacques Brel, pero algo más intimo y cruel, más invierno sin frazada, más océano sin olas, más muerte sin morir.
Y no poder decirte todo esto y no poder con tanta angustia, ¿Es extrañar acaso ir despojándonos de todo amor? ¿O simplemente es el costo de vivir?
Intento arrancarte de lo más profundo de mi alma, liberarme(te) al fin de toda esta farsa cotidiana, del café, del whisky, de todo lo toxico.
Es la distancia imposible de atravesar quizás la culpable de todo, será que tengo que dar ese paso solo y acabar con toda esta timidez idiota que me imposibilita socializar. Es creer en ese reencuentro que quizás exista.
Será que no comprendo a los ratones, y la falsedad del ser humano. Es que no comparto, generalmente las costumbres de la gente, y me encierro en una historia, que la escribo, que la borro, y que nunca la puedo finalizar. Los no-finales, son lo más triste de las personas.
Y saber que ahora estas durmiendo en una eternidad hermosa, radiante, y que yo pronto estaré ahí, acariciándote el pelo, destapando un vino, preparando un café, abrazándote cuando los truenos nos aturdan y nos anuncien que ya es hora de partir.
Que la cama que compramos es demasiado grande, que la desarmo por completo cada día que duermo, es que doy tantas vueltas por las noches, pero en ninguna de esas logro encontrarte, ni debajo de la cama, ni atrás de la mesita de luz, ni en mis cajones, no logro hallarte, mi roedor, mi pequeña escurridiza.
Que duermo con la puerta abierta, porque quizás entras mojada por la lluvia y te zambullís sobre mi cuerpo y me mojas, y me enojo, y me besas y me río, y nos mojamos, y transpiramos, y todo es calor cuando estás encima mío.
Prometo buscarte entre tantas otras, pero no prometo reemplazarte, ni sé cuando, ni en donde, no lo sé, y solo pasara sin saberlo como pasan las mejores cosas, y tu recuerdo eterno y enorme, me obligara a ofrecer mi corazón y amaré, como siempre ame, con rabia y furia.
Mientras espero esos días no llenaré mis días de amor vacío, de sexo que no da felicidad, de caricias sin sentido, de miserias de ocasión.
Aunque sepa que la felicidad nos da tristeza, es un riesgo que me apasiona correr. Y sé que el amor también es un invierno sin frazada, un océano sin olas, una muerte sin morir.
Que mis te quiero te acompañen y te cuiden en donde estés, mi ratoncita, mi parte izquierda fallada.

2 Comentarios:

# Anónimo dijo...

te extraño Mosca Rey!

# Anónimo dijo...

HOLA EXCELENTE ESA DE MUS.QUE ES MUS?NO ENTIENDO ,ESCRIBES SOBRE VIDA PROPIA O HISTORIAS DE OTROS.DONDE PUEDO SEGUIR LEYENDOTE

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs