Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Podría mentirte, contarte mis logros, lo que realmente me hace feliz, pero de esa forma te estarías alejando de mí. Lo que realmente te importa son mis fracasos, la miseria en la que vivo, mi mente podrida, el saber por qué vengo a estos bares corroídos por el humo, donde la gente desconocida no para de largar bocanadas espesas de hollín.

También podría cantarte al oído la canción más dulce que me hayan dedicado mis ex-novias y diría con una sonrisa que te la dedico a vos.

Hasta me mimetizaría con los hombres de ciudad, creerías que soy un hombre completo, realizado, fingiría ser fanfarrón y soberbio para que confíes en mis palabras y así desnudes tu alma.

Conseguiría morder tu cuello al más mínimo descuido. Me atrevería a tocarte los pechos por debajo de tu blusa, susurraría que eres el amor de mi vida.

En apenas unos minutos ya sabría como sos, la primer impresión es lo que cuenta. Después de todo, nadie te haría el amor como lo hago yo.

Me llamarías todos los días y jamás atendería, no te saludaría, me haría odiar. De esa forma jamás dejarías de pensar en mí.

Son tus miedos los que me hacen vivir. Tu inseguridad es la que facilita la entrada a tu ser.

Son todos tus sueños, los que tiñen tu realidad; si a simple vista cualquier idiota se daría cuenta que no sabes diferenciar a un buen hombre, de uno malo.

¿Acaso existen los hombres malos? ¿Quien puede hablar de bueno y malo? Nadie.

¿Hasta qué punto una mujer puede no darse cuenta de una simple falsificación de vida? Es por esto que los hombres malos, alguna vez irán al cielo. Engañando, fingiendo, mintiendo. Ellos intentan demostrar que la vida es hermosa, buscan el bien, aunque tengan que hacer el mal. Igualmente, todos están condenados al éxito.

Yo era un buen hombre, hasta que descubrí que la vida es mejor siendo malo. De amores fugaces, noches con nombres diferentes, con trabajos ideales, llenando egos ajenos, escuchando historias iguales de diferentes personalidades… Hasta que un bendito día, comprendí que el miedo al miedo es el peor miedo que puede existir. Que no hay razones para temerle al miedo.

Que la vida se basa en detalles simples, que las cosas materiales no son lo más importante. Luego de conocer varias vidas, supe que todas las personas prefieren un auto que un buen amor.

Como no tengo nada de valor que les pueda ofrecer, les invento un amor. Un amor, por momentos real, aquel que no se pueda comprar. Todo se basa en un principio de retroalimentación: de esa forma yo me fortalezco, de esa forma las personas son felices, y al mes, se dan cuenta que las cosas materiales dejan de tener valor, que el sentimiento de la pérdida, la tristeza, la melancolía, en algunos casos frustración y humillación, que les implanto en su vida, es más importante. Que un auto nuevo no calmará su pobreza sentimental, su ruina mental.

Y cada noche, por medio de esos simples detalles olvidados, me trepo a sueños de mujeres, que no comprenden, que no entienden que detrás de un árbol, siempre brilla el sol.

(Desde la clandestinidad y el modo no conectado, Lola, corrige y revisa los horrores ortográficos del texto)

8 Comentarios:

# Freddy dijo...

Cristian;

Pues hoy me acerco a escribir por una sencilla razón, deseo que pases por mi blog y recibas un premio que está más que merecido. El esfuerzo por mostrar lo tragicómica que puede ser la vida merece (y debe) ser reconocido.

Con mucho respeto y admiración;

Freddy R.

PS: tu descripción se asemeja más a un "buen hombre malo", solo me asalta una duda: ¿Qué pasará cuando llegué la mujer de su vida?, ¿Dejará su fuente de dependencia, sumiendola en el dolor, o por el contrario, permanecerá con ella, renunciando a su propia felicidad?...

# Enredada dijo...

creo, creo que no sos un hombre malo... sino un hombre sincero dentro de tanta hipocresía.
mil besos

# Gris dijo...

Genial como cada escrito,dia a dia me cautivan mas tus historias.
Me banco el cambio porque te voy a seguir a donde quieras que lleves tus historias.
Son parte de mi dia,de mi cotidaneidad.
Un beso

# Oier dijo...

Por fin me paso por aqui ;-) jejeje
muy buena la historia, aunque no me parece que sea un hombre malo, simplemente es hombre, y es sincero.

un saludo ;)

# BenditaLuz dijo...

Tampoco creo que sea un hombre malo. Al menos eso es lo que espero! Pero lo percibo de corazon noble y luminoso.

"Me llamarías todos los días y jamás atendería, no te saludaría, me haría odiar. De esa forma jamás dejarías de pensar en mí. Son tus miedos los que me hacen vivir. Tu inseguridad es la que facilita la entrada a tu ser."

Si es verdad que algunos hombres actuian asi, pero no comprenden que esa misma mujer que tiene miedos, puede un dia volver a encontrar un hombre que la quiera sin rodeos, tal vez por eso los hombres malos iran alguna vez al cielo, porque en el fondo los imagino tristes y solitarios.
Sin dudas yo prefiero ir a pie, caminando en compañia de algun amor a tener un auto!
No dudo que el sol brilla y no solo detras de los arboles! :)
Gracias Caballero por este placer!

# Aldabra dijo...

es un texto muy duro Cristian, pero creo que también tiene mucho de real...

a mí no me gustan los autos, ni las cosas materiales... por eso me gustan los hombres buenos...

Bicos
Aldabra

# Cristian dijo...

Freddy: Gracias por el premio, de verdad. Me alegro que te guste como escribo.
Con respecto a tu pregunta: Simplemente no lo sé.
No podría responder tus preguntas, existe la posibilidad de que esa mujer nunca llegue.

Enredada: Gracias por el comentario. Si usted lo cree, alguien más lo creera.

Gris: Me alegro que te haya gustado el escrito. Gracias por seguirme, me alegro que sea una parte de tu día. Un saludo grande.

Oier: ¡Se lo extrañaba!. Solo fue un titulo, no creo que realmente existan hombres malos. Aunque no sé que es malo y que bueno. Un saludo, espero verlo leerlo pronto. Cuidese.

Benditaluz: Gracias a vos. Que lindo que te haya gustado la historia. Al igual que la mujer, cada hombre es un mundo. Hay que ir descubriendolos despacio. Un beso grande.

@Aldabra: No sé si realmente hay hombres que piensen así. Quiero pensar que no.
Gracias por el comentario. Un saludo.

# aye dijo...

se q me vuelvo reiterativa cada vez q te firmo, peor realmente cada vez q leo alguno de tus textos quedo impresionada de los buenos q son..de como me gustan. Bueno no pretendo aburrirte contando todas las sensaciones q me dan..un beso..y mas q suerte.
Aye

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs