Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

¿Alguna vez sintieron que un amigo se está muriendo y no lo pueden ayudar?.
Con Daniel estoy sintiendo eso y no encuentro forma de ayudarlo, no la encuentro y por momentos me dan ganas de morirme con él. Me siento un estúpido; anulado, bloqueado por cosas ajenas a mí. Me llena de tristeza, de dolor, de un no sé qué. No puedo dormir, no puedo dejar de pensar en que un día de estos se va a morir, y temo que toda la culpa sea mía por no poder ayudarlo. Ya estoy preparado para que un día vengan y me digan, “Daniel se suicido”, o “Daniel murió”. Y eso me hace llorar, en ese momento es cuando siento que nada tiene sentido, que no sé para que vivo.
Yo sé que hay cosas que están ajenas, que no se pueden intervenir por muchos factores, y una de ella es la droga.
Daniel se droga. No tengo nada en contra de los drogadictos, es más, trato de entenderlos aunque a veces putee a todos los dioses, comprendo que se equivocaron. Que son humanos, que tomaron una decisión que tristemente les cambio la vida.
No soy de los que dicen “pobrecito”, ni tampoco soy de los que gritan “que capo, se droga”. No, lo veo más allá de un drogadicto, es una persona enferma, que necesita otro tipo de trato, la gente muchas veces se olvida que es una enfermedad, y es así.
Si no te cuidas del Sida también te morís. Si no te cuidas de la droga también te morís. Son similares. Ambas enfermedades se transmiten en un descuido y los descuidos son de seres humanos. Son errores, los descuidos pasan por que uno esta pensando en otra cosa, no esta realmente consciente de lo que esta haciendo.
Que una persona se drogue no es más que una suma de problemas que no puede canalizar en otra cosa que en la droga. Es su punto de salida, él cayo en esa.
Sé que es difícil de entender o tratar de comprender, los más apresurados dirán “que se joda”. Pero yo digo “me duele”.
Y me duele verlo a él. Me duele enterarme de cosas, me duele que su vida sea un infierno. Por que la vida si algo me enseño es que es injusta, forra, cagadora, jodida, y nadie se construye un futuro. Es imposible. Los noticieros son ejemplos, dos nenes matan a otro nene.
No creo en el destino, no creo en que toda persona tenga una función.
Daniel está casado con Gabriela. Gabriela es la típica lobo con piel de cordero. Su pasado es peor que el de Daniel. Su padre es un borracho de mierda, su madre es una estúpida que siempre se arrodilló a sus pies. Una esclava, sirvienta de él.
Gabriela aprendió todo lo malo de la familia. Convivir con dos monstruos, crecer así, y nunca pudo cambiar nada. Siempre fue así. El padre la fajaba y la madre simplemente seguía lavando los platos.
Dos semanas atrás vino Daniel y me dijo que le dio una piña, que estaba arrepentido, pero que ya no daba más. Que su vida era horrible, que todavía no sabe lo que es ser feliz. Y lo más triste, que se quería morir.
Trate de hablarle pero ya no somos pendejos, ya no me escucha, ni siquiera se esfuerza por entenderme, esta ciego y esta mal. ¿Qué hace un amigo en casos así? ¿Qué podría decirle “que todo va a pasar”?. Hace años que todo va a pasar, ya se canso del tiempo.
Se juntaron, se fueron a vivir solos y todo lo pagan en cuotas, se mueren en cuotas.
No se pueden separar, aunque suene increíble, ellos se extrañan, se quieren y se odian, yo le dije a Daniel que no es buena esa chica, que haga otra cosa, pero el simplemente me responde que no tiene a nadie más que a ella. ¿Y tu familia? ¿Y yo?.
Daniel esta solo. Aunque todos estén presente, por más que yo este ahí diciéndole eso, él piensa que esta solo. Que ya nadie lo quiere. Eso es ser drogadicto. El sentirse solo, el pensar que nadie te quiere, vivir agresivo por paranoia de que nadie nunca te va ayudar.
Yo jamás me drogue y sin embargo trato de explicarle que yo también lo siento, muchas veces, muy seguido. Intento –en vano– decirle que si él se va, yo me voy con él.
Daniel llega del trabajo, le da un beso a su hijo y ahí esta Gabriela, esperándolo con el cuchillo en los dientes, tratando de no ser como la madre. Insultándolo, humillándolo, criticándolo, jamás la vi orgullosa de él. Ella no entiende que él esta enfermo y él no entiende que ella realmente no lo odia.
Por que ella es así. Lo critica sin piedad, y se equivoca. Por miedo a ser como su mamá, no disfruta de la vida, no goza del amor, no se da cuenta que todo lo que hace él es por ella, y por su hijo.
Nunca le falto algo. Él quiere amarla, lo intenta, una y otra vez. No la puede dejar. Pero yo sé que algún día algo malo va a pasar. Estoy seguro. Y no puedo dejar de culparme, no sé que hacer para ayudarlo. No encuentro forma y eso me da muchísima bronca, impotencia, tengo miedo de poder seguir viviendo si algo malo ocurre.
Hace una semana vino Daniel, en una visita ráfaga, ni siquiera se quedo a tomar unos mates, se levanto la manga del buzo y me mostró un corte, profundo.

—¿Qué hiciste Daniel?
—Yo nada, fue Gabriela, discutimos, se enloqueció y me clavo un cuchillo. No se que hacer hermano, no sé que hacer.
—Así no podes seguir viviendo, hace algo
—Trato viejo, créeme que lo intento, pero no puedo, todo se viene a pique. Me echaron del laburo. Estoy ajustado, ya no sé que inventar.
Me voy a buscar al nene, en la semana paso con más tiempo. Nos vemos.

Cierro y me apoyo en la puerta. No puedo evitar llorar, me siento una basura, un cagón, me sobrepasa la situación. Y el presentimiento de que esa sea la ultima charla me carcome por dentro. La vida es puta. Él es un gran amigo, yo no sé cuando comenzó a mutar en esa persona que por momentos desconozco.
Cuando fue que dejo de vivir. Y daría cualquier cosa por que su vida cambiara, lo que sea, soy un afortunado y él es un mendigo acostumbrado a los quilombos.
No entra en mi cabeza de pelotudo correcto las cosas que hace, no entra en mi cabeza como la mina puede vivir así, como pueden sobrevivir así.
Me da pena, pero aun así, siento más pena por mí.

7 Comentarios:

# rro. dijo...

Yo me caso el sombrero y te aplaudo. MUY bueno el texto, MUY profundo, y me llegó mucho. Pare serte sincera, llegó en un momento tan inoportuno como acertado. Con decirte que hasta el nombre del personaje en cuestión es el mismo, creo que alcanza...

Suerte Cristian... un placer como siempre leerte.


rro.

# Anónimo dijo...

ES MAS QUE EXCELENTE ESTA REDACCION!
ME PONGO DE PIE;ME QUITO EL SOMBRERO Y TE APLAUDO COMO DEBE SER!.

SE ME PUSO LA PIEL DE GALLINA CUANDO LO LEI.
NO PODRIA ESTAR EN TU LUGAR ME MATARIA POR SABER QUE NO PUED0 HACER NADA POR ESA PERSONA QUE TANTO QUIERO:POR ESA PERSONA QUE SIMPLEMENTE ES UN AMIGO!....

TE FELICITO POR TODO LO QUE ESCRIBIS ME FASCINAN;ME ATRAPAN;ME HACEN REIR ALGUNOS ME DAN A PENSAR...

EN FIN GRACIAS POR DEJAR QUE LOS LEAMOS!

BESOS.

# rudi * dijo...

es verdad que atrapan tus palabras .
mucho gusto ,
ru

# Enredada dijo...

triste.
y realmente lo escribiste genial.
besos

# Anónimo dijo...

realmente refleja la realidad,y la verdad es que muchas personas no saben vivir..

# Ayli dijo...

Bldo la verdad un honoraso poder leerte. Sublime. Yo tuve una amiga asi, pero se recupero gracias a los medicos y demas personas . Trata si? tratá

# Cristian dijo...

rro: Muchas gracias, hermosas palabras. Espero que todo mejore, me alegro que te haya gustado el texto. Un placer leer comentarios así. Un saludo.

Anónimo: Muchas Gracias Pau. Me vas hacer sonrojar. Me alegro que te guste como escribo, que te enganches con las historias, gracias de vuelta por leerme, por la buena onda. Un saludo.

rudi*: Gracias, me alegro que te gusten las historias. Un saludo.

Enredada: Gracias por el comentario. Un saludo grande.

Anónimo: No sé, si realmente no saben vivir, de hecho lo estan haciendo. No podría decir que lo hacen mal o bien. Un saludo, gracias por el comentario.

Ayli: Me alegro por tu amiga. Gracias por el comentario y la buena onda. Un saludo.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs