Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Y de pronto todo el bar estalla en gritos y llantos, se escucha una orden en la que nadie se saca el traje y es superman. No, nadie, ningún hipócrita que siempre pelearía con los ladrones salta a escena al grito de “¿Qué les pasa a estos putitos?”. Nadie.

—Todos al piso carajo.
Y todos al piso.

—Billeteras, celulares y carteras, al lado de ustedes, vamos hijos de puta.
Y todos colaboran.

La miro a Norma:
—¿Te das cuenta Norma?
—¿Qué?
—Mi vida es una mierda, si no me la cago yo solo, dios me manda asistentes.
—Cállate que te van a matar.
—No creo Norma, lo más probable es que te maten a vos.
—Ah bueno, andá a la puta que te parió.
—No, pero es verdad, de seguro, si no te matan ahora, te pisa un auto en la puerta.
—Estas nervioso, no va a pasar nada.
—¿Nervioso?, es verdad, fíjate que hay cuatro bancos en una cuadra, más de diez bares, como cinco maxiquioscos, joyerías, carnicerías, y entran justo en este bar de mierda a robar.
—Mirá vas a ver lo que te digo. Te juego un café de Mc Donald, a que no me matan.

Me pare y un arma me apuntaba fijo a la cabeza.
—¿Qué les pasa putitos de mierda?
—¿Cómo dijiste? Repetí lo que dijiste si tenes huevos. —Me decía el encapuchado, a simple vista era el jefe por que no hacia nada más que apuntarme.
—Dije ¿Qué les pasa putitos de mierda?. Haciendo referencia a ustedes tres, que por que tienen armas se creen superiores a mí. Para que sepan, no me llegan ni a los talones.

Una piña que no sé si fue un ladrón o un rehén me tira al piso.
—Flaco cerrá el culo, por que si no te matan ellos, te mato yo. Soy policía, todo está bajo control.
—Sí y yo soy Neo, nada de esto está pasando en realidad.

Me recupere de la trompada y me volví a parar.

—Disculpen, no sé quien me pego, pero quería terminar de hablar. Digo, que yo lo ultimo que haría es robar un bar, en donde por si eso fuera poco tiene escasos clientes debido al café horripilante que preparan. Me parece que le están pifiando muchachos, no creo que nadie sea tan estupido, primero para robar un bar, segundo para entrar a los gritos, y tercero para escuchar a un pelotudo como yo.

Otra piña más, caigo de boca al piso. Norma está llorando. Nuevamente la persona que me hablo recién, me vuelve a insultar.

—La concha de tu puta madre, si safamos de esta. Te meto en cana por forro.
—Ah bueno, listo. Ahora te pinta el Robocop.

Me pare de vuelta.
—¿Puedo?.
—Flaco, ¿vos queres que te mate? ¿sos pelotudo, estás buscando eso? —volvió a decir el encapuchado. Esta vez apuntaba al pecho.
—Mirá, las probabilidades de que me mates son muy pocas. Te explico por que; primero, ya me hubieras matado hace cinco minutos. Segundo, yo soy un tipo de tanta mala leche, que encima de que ahora estén robándome, de seguro, algo que nunca se vio en Argentina pase y venga un iraquí, se inmole en la puerta del bar, pero como eso no es nada para un tipo con tanta mala leche, voy a ser el único sobreviviente y me culparan a mi de todo. Y tercero, ¿Puedo sacar un cigarrillo?.
—Sí, podes.
—El encendedor lo tengo en el otro bolsillo, ¿puedo?
—Si flaco, podes.
—Así da gusto que te choreen, por que uno esta tranquilo, discúlpame ¿Fumas?
—No, deje.
—Ah entonces no fumo, yo cuando había dejado de fumar, odiaba que fumen, es más si en esa época tendría un arma. Los mataba a sangre fría sin dudarlo.
—Flaco, la voy hacer corta. Si queres fumar, fumá. Pero cerra el culo que ya me tenes podrido.
—Bueno, pensé que eras mas piola, disculpa, te subestime.
—Muchachos —grité a modo burlón—, sigan robando que esta todo bien, acá les dejo mis cosas. Una cosita más, el reloj es de fantasía, ¿Lo quieren?

A todo esto se acerca uno encapuchado y me dice:
—Flaco, ¿sos vivo?, ¿sos vivo flaco?, ¿sos vivito?, ¿sabes que le pasa a los vivitos?, me los cojo delante de todos.
—¡Es puto!, ¿Sos puto? es la primera vez que me roba un gay. Estoy realmente emocionado.

Se para Norma y trata de amansar a las fieras.
—Muchachos, esta nervioso no sabe lo que dice.
—Sí, se lo que digo, son putos, Norma, p-u-t-o-s
—Bueno sí, son putos, veni sentate conmigo, dale.
—Naaa mirá que me voy a perder esto.

Otra piña más.

—Forro, la concha de tu madre. Hijo de mil puta ojala te maten.
—Sí, y si me matan mis ultimas palabras van a ser, “Hay otro puto más, ese policía”
—Si, anímate y si no te morís del todo, te termino de matar.
—Pero a quien vas a matar vos, pan triste.

Esta vez no me pude parar, pero desde el piso, gritaba:

—¡Más de diez minuto para robar un bar!. Muchachos, están fritos. ¿Qué están esperando un café? ¿Quieren que los acompañe a la puerta?.
—¿Jefe lo puedo matar? —preguntó otro encapuchado.
—¡No podes! ¿Preguntas para matar?. Ja, otra loca más.
—¿Jefe puedo o no puedo? —se altero el encapuchado.
—No, andá y cagalo a trompadas. Pero no quiero muertos.

Y en eso que se acercan, Norma se levanta y se para en frente de mí. Le pegan un trompadón que la tiran al piso, se aproximan a pegarme a mí, ahora se sumo otro más.

—A ver como peg...
Y todos mis dientes volaron por el bar. Una patada, dos patadas, tres patadas. Mientras me retorcía del dolor, gritaba “soy el centro de atracción, soy el parque de la costa”.
Eso enfurecía al ladrón que me pegaba cada vez más fuerte y en diferentes lugares. Ya no podía respirar sentía que me iba a desmayar, me desestabilizaron todas las ideas.
Desperté en el hospital.
El policía vino al hospital intento matarme un par de veces, pero no lo consiguió, se frustro y no vino más.
Norma nunca más quiso volver a salir conmigo. Nos separamos. Dijo que yo estaba loco, que no la quería una mierda. Habla de querer y ella nunca me pagó el café que le gane.

10 Comentarios:

# Uriel dijo...

Uy me re cagué jaja. Pensé que te iban a matar...
Muy bien redactado, más allá de si eso pasó o no.

Nos vemos.

Uriel
http://uvazquez.com.ar/
http://urielblog.blogspot.com/

# Clara Clayton dijo...

Voy a hacer eso si algún día me roban, pero sin Norma, no me gusta apostar, y además odio el café.
Si me pasa algo, la culpa es tuya.
Beso:)

# rro. dijo...

Muy bueno eh! es muy atrapante, me gusta mucho como escribís.
Un placer leerlo, como siempre.

# Anónimo dijo...

no!es excelente!
es muy atrapante y divertido por lo menos con este me rei bastante!!

La verdad me gustan mucho todos los que publicas!!
yo hubiese echo lo mismo ue el flaco!jajaja

besos

paulita!

# andee dijo...

Me alegraste la noche!

# Anónimo dijo...

como me copo leyendo estas cosas
jaja
un abrazo loco, qe andes bien
emanuelschonfeld@hotmail.com
agregame si qeres
suerte!

# Cristian dijo...

uriel: Gracias por volar conmigo. Un saludo grande, ahora paso a chusmear su blog. Cuidate y que todo este muy bien.

Clara Clayton: jajaja, bueno, pero prometame que después si sobrevive me cuenta como salio todo. Un saludo, gracias por el comentario y la buena onda.

rro: El placer es mio de leer comentarios así, me alegro que te guste como escribo. Un saludo grande.

Anónimo: Pero muchas gracias Paulita!, me alegro que le gustey que al entrar acá se pueda despejar un poco. Un saludo, gracias por el comentario.

andee: Gracias mostro. Un saludo grande.

Anónimo: Me alegro que le guste como escribo y la historia. Ando full-full con la facu, casi ni uso el msn, espero que este todo bien. Un saludo, gracias por el comentario.

# zezeee dijo...

fantastico.

sabes qe me gusta lo qe escribis, como te dije en algun comentario, lo mejorcito en contenido junto con hanspfall.

felicitaciones culiado!

saludos desde cordoba!

# Tedel dijo...

Me gustó. Voy a darle una mirada a todo tu blog ahora. Fácil te invito a publicar en Heptagrama.

# بالوما dijo...

Jajajaja increíble, muy bueno che me cagué de la risa.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs