Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 1

Los planetas están locos

—Ese petiso mascaverga es un hijo de mil puta.
—Seee —declaró el Patilla, un tipo de pocas palabras, pocas pero exactas.
—Encima mirá, corre el putito, que bastardo —estaba realmente enojado, me da bronca que el petiso se quiera levantar a esa minita, mucha bronca— mirá Patilla, mirá, le alcanza las hojas, qué basura.
—Seee, encima mira lo que es, un soretito, habría que fajarlo —balbucea el Patilla, compañero de la facultad.

Estamos sentados en la escalera, yo fumando un pucho y él mirando culos. Al costado nuestro esta el pasillo que comunica al aula de la comisión en la que cursa una flaca que me vuelve loco.

—Mirá como se vino, Pati, mira vos. Es perfecta, es perfecta —digo mientras me limpio la baba— encima el pelo, ¿Viste lo que es el pelo?. Tiene rulitos. El Jean ¿Viste lo que es el Jean, Pati?, se come el culo, único, único.
—No solo eso, fíjate las tetitas que tiene, se parte loco, se parte. Decí que yo estoy hasta las manos con mi novia, que si no, me tiro de cabeza. —Trata de cebarme, sé como es el Patilla, mete el verso de la novia, sabe que esa mina no le da pelota ni en pedo. Y lo peor es que sabe que a mi tampoco me daría bola ni en diez mil años luz.
—Si, boludo... —me puse reflexivo— me parece que me enamore, yo con una mina así me caso.
—Y por que no te mandas, andá loco, decile algo, que se yo, no parece una mina jodida.
—Que se yo... Patilla —y largué un suspiro con aires de resignación— no sé, mira si quedo como un pelotudo, la tengo que ver todos los días, no sé...uhh, otra vez este petiso y la concha de su madre. Decime vos, que necesidad tiene de andar como un perro alzado atrás, todo el día atrás.
—Ya te dije, hay que cagarlo a trompadas, encima seguro, o sea, lo peor, es que así de pelotudo que lo ves, debe pintar o dibujar como un animal, por que es ley, todos los que tienen cara de pelotudo, algo saben hacer o toca la guitarrita...
—Ni el nombre sé, nada. Patilla, vamos, dale, vamos a cursar que necesito mirarle las tetas a Valeria, vamos...

Y comenzamos a caminar para el aula ella se detuvo a mitad del pasillo y en un ataque de paranoia le toque el brazo al Pati.

—Es hermosa boludo, y me mira, ¿Decime tengo algo mal?
—Estás perfecto loco, te mira por que le gustas, viste como son las minitas.
—Encima tiene aires hippies, usa esos zapatitos que son de hippie, de acá a Japón, esos son de hippies.
—Es verdad, no lo había notado, mira si es hippona boludo, un golazo.
—Se, pero sabes por que pago, por verle la cara al mascaporonga del petiso cuando me la levante, por verle los ojitos inyectados en sangre de la furia, pago por eso Patilla, pago.
—¿Entramos? —preguntó el Patilla. Es de fierro, el tipo sabe que la mina me idiotiza y me hace el aguante.
—Banca que entre ella.
—Bueno... vamos, ahí entro. —Y la niña de rizos entró al aula del frente.

Como todas las tardes la observo, la miro de arriba abajo y me inhibe mal, cuando veo que me mira, miro para otro lado como un salame, siendo demasiado obvio que la estoy mirando como un degenerado.

En el aula me siento bien alejados de todos, totalmente solo, por que de ahí puedo ver la puerta que da justo enfrente a la de ella, entonces cuando veo que sale para afuera, me mando atrás de ella, siempre hago la misma pelotudes, cosa que me doy cuenta al rato.
Odio al petiso, el petiso es una especie de hippie, como un souvenir esos duendecitos de cumpleaños de quince, así tal cual. El forro cursa con ella, y se le nota en la mirada de pervertido que se la quiere levantar a toda costa. Es un verdadero problema, a veces me imagino pasando abrazado a ella, yo con mi mano en la cintura, caminando por el medio del pasillo y viendo al chichón sentado en un rinconcito, y con total sutileza le escupo la cara. Y él, me mira con carita de perrito mojado y ahí le encajo un beso a la rulienta que le rompo la trucha, mirá lo que te digo, ¡Le rompo la trucha!.

—Ahí salió Patilla, ¿la viste? —pregunto eufórico.
—¿Eh?
—Nada, nada, ya vengo.

Y salgo totalmente mamerto a perseguirla, voy rápido por que va adelante y en eso, podes creer que se da vuelta, se ve que se olvido algo, no se que mierda y me choca, creo que le desarme todas las fotocopias, todas en el pasillo, trágame tierra.
Me puse a levantarlas, y empecé a transpirar como un zapallo. En eso no va que sale el petiso, ¿Podes creer?, sale el petiso y viene corriendo el muy hijo de puta. ¡Corriendo viene!, ahora somos dos los que la estamos ayudando. En la desesperación agarramos los dos una misma hoja y se la hacemos mierda, cagó la fotocopia. La flaca nos mira, y se ríe. Yo lo miro al petiso y le digo “loco, rompiste la hoja, man” y me retruca, ¡A mí, me retruca! ¿Podes creer?, me dice que la rompí yo.
La miro y le digo “vos lo viste todo, fue él”, y con la sonrisa y la voz más dulce de todos los planetas que rodean a la tierra dice “chicos, gracias, no hay problemas, no se preocupen”.
Y comienza a caminar en dirección al buffet, como un desesperado salgo en dirección al baño, me miro al espejo y me digo, “cagón, cagón, cagón”, tres veces en vos baja, casi de reojo veo pasar al petiso por el pasillo, salgo cagando para el buffet, y ahí está ella, el mundo se detiene.
Todo se centra en ella, y veo como todo lo que esta alrededor desaparece, es como si una luz la iluminara, una mano apoyada en el mostrador, con la otra se acaricia el pelo, esta charlando con la mina que atiende el buffet. Se ríen, seguro le esta contando lo que le paso recién, yo la observo, y me enamora, me enamora.
Junto valor y me acerco al buffet.





Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6- Parte 7- Parte 8- Parte 9 - Final

8 Comentarios:

# ¤Numi¤ dijo...

Ay me morí, quiero que me acosen así je

Tus historias cada vez dejan con más ganas de más!
Besotes

Nu

# Julieta dijo...

amo todas las historias (L)
besos!

# Federico dijo...

No lo puedo terminar de creer.. en este momento me esta pasando EXACTAMENTE lo mismo..

No me alegraste solo el día, sino también la semana, y por eso te lo agradezco, como siempre lo hice y haré.

Sos fantástico.

Federico

Me quedó marcada la frase "cagón, cagón, cagón".. cuantas veces me la habré repetido enfrente del espejo, como todos los hombres..

# Clara dijo...

JAJAJAJAJAA mascaverga

no puedo parar de reírme, te juro

# Anónimo dijo...

Sos un genio
Me pone de buen humor leer tus cosas chabon
Suerte con el blog :)

# La que te mira! dijo...

Se llama Valeriaaaaaaa!!!!

Seguro es re buena mina...seguro seguro!!!

Besotes!!!

# Cristian dijo...

Numi: Bueno me alegro que te guste del principio. Gracias enorme por todos los comentarios, por la buena onda, una genia, ya te acosaran.

Julieta: ¡Muchas Gracias!, me alegro mucho que te gusten las historias. Un saludo grande, gracias por el comentario.

Federico: Gracias Fede por el aguante, me alegra mucho saber que por lo menos te saco una sonrisa. Y la confesión del cagón, no cualquiera la hace, un abrazo, gracias por el comentario y por el aguante.
Suerte con eso.

Clara: Pobre petiso. Como sos eh. Un beso Carloncha, gracias por el comentario.

Anónimo: Gracias por el comentario y por el cumplido, me alegro que te guste, un saludo grande.

La que te mira!: jajajja Vale, un beso grande, gracias por la compañía y el comentario.

# Una loca del facebook... dijo...

Y vamos por la segunda.
Muy bueno esto che, mira vos no me imaginaba que escribieras tan bien!
jajajaj valeria, como odio ese nombre, y justo me lo encajaron de segundo.
Ahora sigo leyendo las otras, chau chau adios!

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs