Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 2

En tu mirada yo veo estrellas

—Prometo no tirarte más nada, solo quiero un café. —Le digo y sonríe, siempre esta sonriendo. Es muy simpática, muy.
—Todo bien, pero tenés que caminar un poco más despacio —me dice sonriendo.
—Vos me chocaste —le digo serio.
—Bueno, Ro, nos vemos después. —Saluda a la del buffet y se dispone a marchar. No la voy a dejar ir, no pienso dejarla ir.
—Espera.... —digo tímido, como si tuviera 11 años. Así tal cual.
—¿Si? –No puedo explicarles como me calentó ese “Sí”.
—Nada... —le dije mirando el piso.

¿Nada?. Idiota, idiota, idiota. Me tiene obnubilado, como fascinado.

—Bueno, tengo que cursar. Chau. —me dice y se da vuelta, empieza a caminar por el pasillo. Lo veo al Patilla sentado en la escalera, salió a fumar, se la pasa fumando.
—Para —le grité— tres preguntas. —le digo bajando un poco la voz mientras me acerco a ella. Aprovecho así también me ve el Patilla. Que seguro se muere por cogersela. Se muere.
—Me asustas —me dice ella.
—Sí, y cuando me levanto, mi vieja me deja el desayuno en la puerta de la pieza y sale corriendo —le digo mientras sonrío. Que estupidez acabo de decir, por dios.
—Estás loco —dice y sonríe.
—Bueno, sé que estás apurada. Así que me apuro, ¿Cómo te llamas? ¿En que año estás?.
—Claudia, estoy en 2do, y si no entro me matan. —responde. Claudia, ¿Existe mejor nombre que ese, para una chica con rizos, con 1,80 y pico de estatura?. No, no existe.
—¿Gráfica? —Haciendo referencia a la cursada.
—No, Plástica. Te dejo.
—Bueno Clau, ¿te puedo decir Clau? —pregunto para hacerme el poronga.
—Si, todo bien —y se va riendo. No sé si se ríe por lo ultimo o por lo ridículo que me mostré.

Lo miro al Patilla. Me mira y baja la cabeza pasa su mano por su cabeza y la deja caer por los pies. Me hace una reverencia similar al saludo de los músicos. Yo me acerco y le digo.

—Patilla, decime la posta, así como amigo. ¿Yo soy muy nabo?.
—Nada que ver loco, ¿Qué onda? le hablaste, tenés que estar contento viejo, le hablaste.
—Quede como el culo. Me quiero matar.
—Na, sonrió tres veces.
—Sos del Indec ahora, boludo.
—De verdad, para mí que no le caíste tan mal.
—Ojala, Patilla, ojala. —y un suspiro demuestra la desazón del momento. Cero alegría, a pesar de que por fin le pude hablar.
—Vamos Pati, entremos —y ambos volvemos al aula.

Estamos dentro del aula y no puedo dejar de pensar en todo lo que no le dije y en que momento la volveré a cruzar, me auto-aliento por que la veo todos los días, eso me tranquiliza.

—Che Pati, ¿Te imaginas la cara del Petiso morfón cuando se entere que hablo conmigo?
—Se muere boludo, se muere. Por fin, ojala loco, ojala te salga bien.
—Se, muerte al petizo ese, hippie del orto.
—Seee —afirma Patilla, con total complicidad.

Llego la hora de irnos y me quedo en la puerta haciendo guardia con el Patilla, se queda apropósito, debe esperar que la mina me corte la cara, por que es un compañero el Patilla, no es un verdadero amigo de esos que te desean lo mejor. Seguro-seguro, se queda apropósito.
Y ahí viene caminando por el medio del pasillo, rodeada de compañeras, pero ella se destaca, me vuelve loco, loco, y me hace hacer cosas idiotas, pero sé que lo más difícil ya paso, que fue hablarle, supuestamente según lo que me dijo el Pati, ahora todo se va dando, tenés que esperar. ¿Esperar?, ni en pedo.

—Clau... —la llamo y todas las amigas me miran y comienzan a reírse, ella se queda parada y todas se ríen, de yeguas, para hacerme sentir mal, solo para eso, no las conozco a ninguna, no cursan conmigo. Es decir que estoy solo, solísimo.
—Que haces distraído... —me dice, y las minas comienzan a saludarla y se van murmurando por lo bajo, veo al Patilla apoyado en el piano, que aunque no lo crean hay un piano en el medio del hall de entrada, el Patilla esta ahí, espectante a todo, se queda a deleitarse, no me inhibe en absoluto, es más, me hace agrandarme y así juntar más coraje.
—Clau, me olvide de preguntarte, ¿Vamos a tomar una cerveza? —Dije eso y al instante me quise matar, como le voy a decir eso, se va a pensar que no sé, que la quiero violar, que... que se yo, que soy como el petiso ese degenerado.
—¿Hoy? Te parece... no sé... —lo pensó. Dios, gracias por todo.
—Sí...bueno, todo bien, es media desubicada la idea, si querés vamos otro día... —decí que no rulito de mi alma, decí que no, dale, hace calor, es verano, no podés decir que queres ir otro día.
—Es que no tomo alcohol —me responde.
—Yo tampoco soy de tomar, es una excusa para estar con vos —C-A-M-P-E-Ó-N el Patilla cierra los ojos, se le dibuja una sonrisa, y balancea la cabeza para los costados como diciendo “que hijo de puta”, lo puedo leer, lo leo en su cara, se está muriendo de envidia.
—Gracias por el piropo, pero entonces, vamos al banco.
—Ya cerro el banco son las diez de la noche Clau.
—Tonto, al banco ese que esta ahí, el de la puerta —a ver... analicemos la situación: la flaca tira algo de onda ahora si yo voy a estar así de pelotudo toda la noche, o el tiempo que este con ella, voy para atrás. Tengo que tener actitud.
—Dale, vamos... —dije decidido, la deje pasar adelante, por que es una dama y por que quería guiñarle el ojo al Pati, al mismo tiempo cerraba el puño, subía y bajaba el brazo de alegría, típico festejo de gol.





Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6- Parte 7- Parte 8- Parte 9 - Final

8 Comentarios:

# Nu dijo...

Me imagino la fuerza sobrehumana que juntó para poder decirle que la cerveza era una excusa, y dps su cara de 'campeón' jajaja

Me animaste la mañana de un lunes, es tu mach!

Besotes
Nu

# Federico dijo...

Es un golazo

Fede

# Vale dijo...

uyy como me enganchaste ahora, solo quiero la parte 3!!!
Bueninsimo lo que escribis, eso ya lo sabes, no soy la unica que te lo dice, ojola que puedas llegar alto, y lo mas valioso es que se nota que es tu pasion!!

Besos

# Nehuén dijo...

Genial...simplemente genial...
Tenes una narrativa excelente.
y tus historias alegran, aunque esten llenas de sufrimiento, ansiedad, y desesperacion.
Mostras exactamente como funciona el hombre, en su estado menos racional, mas emocional; y lo haces de forma poetica, agraciada, y entendible.
sos grande, che!
te voy a tomar de ejemplo =D

# Julieta - dijo...

sos un genio; me rei muchisimo con esta historia.
Siempre entro a mi mail solo para ver si tengo uno de Te cortaria. Un beso!

# Anónimo dijo...

Lo que le habra costado invitarla a tomar esa cerveza,no?
A veces hay que poner cabeza y mandarse..
Lo tendria que tomar en cuenta :)
Sos un Groso Moska (L)



Pequeña Dama*

# Cristian dijo...

Nu: jaja gracias, me alegro que te haya gustado el texto. Un besote Nu, gracias por el aguante y los comentarios.

Federico: De media cancha al ángulo. Festejemos. Un saludo Fede, gracias por el comentario.

Vale: Gracias por la buena onda. Sí, me gusta bastante escribir, gracias, de verdad.

Nehuén: Pero la pucha, me alegraste el día, gracias por todas esas cosas. Me alegro que te gusten las historias y más si te gusta mi forma de escribir. Un honor que me tomes de ejemplo. Un saludo grande.

Julieta -: Gracias Julieta, me alegro mucho que te gusten las historias. Y más que te sea cómodo eso de que te avise al mail. Un saludo.

Pequeña Dama*: jajaj Pequeñita que lindo leerla por acá. Gracias por el comentario. Un beso grande.

# Otra vez la loca del facebook dijo...

Jajaja sos el Indec.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs