Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Mi nombre es Marcos, tengo 29 años, soy oficinista y vivo en España hace seis meses, todavía no me adapto y los españoles no me caen nada bien. Intento caerles bien, pero no puedo, soy la única persona a la cual el mundo jamás se adaptara.
Tengo un amigo, Thiago, un amigo que tiene la capacidad de desaparecer cuando necesito contarle algo importante.
Y por si fuera poco, sufro de un insomnio terrorífico. Hoy descubrí algo muy importante, el porqué de mi soledad.

Son 04:36 estoy llamando al celular de Thiago para contarle, cuando lo escuche se va emocionar hasta las lágrimas. Es una persona muy particular.

—Hola —me recibe una voz dormida, ¡Ni sabe quien soy!
—¡Thiago! ¡Soy Marcos! —le digo con énfasis para que se avive rápido.
—Ya sé Marcos, ¿qué pasó? —tajante y directo.
—No sabes, ¡Descubrí el porqué de mi soledad!
—No te puedo creer —soltó él, seguro esta emocionadísimo.
—Yo tampoco lo puedo creer, por eso te llame —le dije.
—¡No!, no te puedo creer que me llames a las cinco menos veinte para decirme que descubriste el porqué de tu soledad —se escuchó un ruido, y sin pensarlo, me cortó.

Él sabe que si a la noche no puedo dormir, me pongo a pensar, pero él dice que pienso muchas boludeces aun cuando estoy durmiendo.
Apreté redial lo más rápido que pude y ahí estaba él, atento a mi llamado.

—Marcos —dijo esta vez con la voz un poco más despierta.
—¿Querés que te cuente? —le pregunte, tampoco voy a ser tan molesto.
—No —me volvió a cortar.

Por ahí tiene un poco de razón, pero es mi amigo. Siempre dijimos; los amigos están en las buenas y en las buenas. Como debe ser.
Esta vez me fui hasta el garage. Redial de nuevo, y atendió.

—Espera Thiago, no seas así, que decimos, los amigos están en las buenas...
—Y en las buenas, pero son casi las cinco de la mañana Marcos —Interrumpió— los amigos a las cinco de la mañana duermen. Déjame dormir.

Gire la llave, encendí el auto y le dije;

—¿Escuchas eso?, no me obligues a sacar el auto e ir hasta tu casa.
—Mirá, te la voy hacer corta, sinceramente me importa un carajo el porqué de tu soledad, ahora me importa dormir. Y nada más que dormir. ¿Me entendes?. Por qué carajo no me contás mañana en la oficina, y ahora apago este celular de mierda. Llámame al teléfono de Línea y te juro que mañana te cago a trompadas.
—Ok, Thiago, total a mí que me pise un tren. Mañana puedo estar muerto y te vas arrepentir toda tu vida de ser así conmigo.
—Sí, sí, vos siempre te morís, dejame de romper las pelotas.
—Ok, Ojala me muera mañana —y le corte, me saco, tampoco la pavada.

La oficina

En la oficina nos hacemos pasar por españoles, es como para hacer más llevadero el día, aunque también nos ayuda a que no nos miren como bichos raros. Creo que nos estamos volviendo loco, de a poco, extrañar demasiado a la gente querida te vuelve loco, cuando uno extraña de verdad, hace cualquier cosa con tal de sentirse un poco contenido.

—Thiago, pues coño, pensé que te habías dormido —le dije engrosando la voz.
—Joer tío, que me telefoneas al móvil a las cuatro cuarenta, cuando tú sabes que en ese horario duermo. —me dijo como enfadado. Un español enfadado, sinceramente me causa gracia.
—Pues Thiago, tampoco armes tanto lío, joer, no te voy a telefonear más y punto.
—Vale, lo que pasa Marcos, es que cuando oigo al móvil sonar en la madrugada pienso que en Argentina está pasando algo malo. Solo por eso me enfado, no molesta que telefonees. —me dijo eso, lo pensé un instante y tenia razón.
—Pues que te den por culo, lo mío era algo de la ostia —Dije eso y se quedo mirándome, como asombrado.
—¿Qué te den por culo? —preguntó Thiago.
—Sí, lo vi en una porno, ayer. Esa es nueva, creo que es como un insulto —Respondí.
—Vos sos pelotudo jornada completa ¿No? —me dijo
—Nos vemos en el almuerzo cabrón —le dije, sabiendo que el cabrón estaba de más.
—Cabrón no se usa. Decí “pues coño” o “joer” —Me respondió.

El almuerzo

—La culpa es tuya Thiago, yo te llame a esa hora para contarte y vos me dijiste que no, ¡hasta dijiste que me muera! —se lo dije con un único fin, hacerlo sentir culpable.
—Marcos, vos no me entendés me parece, estaba dormido, disculpa, no sé ni que te habré respondido —se excusó— Claro, una nueva ahora “estaba dormido”.
—Vos no sos de esos amigos que están en las buenas, creo que tendría que haber traído a Jorgito. Él si es de fierro —acoté.
—Jorgito ya hubiera desvalijado la empresa con la confianza que nos dan estos españoles. Mira desde ayer a las cinco de la mañana que me venís diciendo que descubriste algo súper importante, podes contarme de una vez que carajo es eso. —dijo Thiago.
—¿Sabes qué? Ahora por vivo no te cuento nada —me encanta hacerme rogar.
—Dale Marcos, por el amor de dios, cóntame, sé que me vas a volver a llamar mañana a las cinco de vuelta. Contámelo ahora.
—Ok, Resulta que ayer, no me podía dormir, leí un libro, hice zapping, leí los correo, respondí, cene por segunda vez, me masturbe y hasta me bañe. Y nada, el sueño no venia entonces dando vueltas en la cama me puse a pensar y me pregunte ¿Qué pasa Marquitos que estas solo?, se me vinieron muchas respuestas, una de esas fue que.... —Y sonó el móvil de Thiago.
—Marcos, escúchame, tengo que ir para la oficina del Jefe, creo que nos rajan a los dos —Me dijo eso y salió corriendo.
—¡Corre boludo!, no me escuchaste —me gritó.
—¿Pero que carajo paso? —le pregunté en plena corrida, totalmente agitado.
—¿Hiciste eso de los pasajes? —me preguntó.
—Sí, están en casa sin fecha —le conteste, ya estábamos a punto de salir del edificio.
—Bueno, agarra el auto y espérame en tu casa con los pasajes, busca toda la ropa, todo lo que puedas. Y no te olvides del maletín. Escuchaste, no te olvides el maletín.
—Ok, nos vemos en casa. ¿Qué carajo paso? —le pregunté por segunda vez, mientras arrancaba el auto.
—Se dieron cuenta que no depositamos la guita o nos vamos con la guita o nos meten en cana y de acá no salimos nunca más —me respondió, mientras subía a su auto.
—Uh, que cagada, bueno métele pata. ¿A dónde carajo vas?
—A saludar a María, pobre, ella no tiene la culpa —Me dijo eso y arranco como en la película rápido y furioso. A los pedos, ni lo vi doblar la esquina.

El encuentro

—¿Se puede saber donde estás hijo de mil puta? —me gritó
—Thiago, los amigos están en las buenas...y en las buenas... —Aprete en finalizar la llamada, apagué y tiré el celular al tacho de basura.
—Señor, me permite su pasaje. —Escuche una voz tan cálida que dibujo una sonrisa enorme en mi cara.
—Sí, aquí esta, tome señorita —le dije a la mujer de la falda azul.
—Muchas Gracias, que tenga buen viaje —respondió.
—No hay porque —Y comencé a caminar hacia el avión antes de irme gire y le dije a la muchacha.
—Sabe algo señorita, hoy descubrí... no, nada, discúlpeme...

Creo que no hace falta que le cuente a Thiago el porqué de mi soledad. Si me hubiera escuchado, a veces uno quiere ser bueno, pero no lo dejan.

14 Comentarios:

# I´m pink dijo...

exacto... no dejan a uno ser bueno... tu si, tu si eres buenisimo Cristian, aun dormido.

Mil besos cargados de insomnio...

LuLu

# Anónimo dijo...

yo muchas noches no puedo dormir!!!...sera ke no me dejan ser buerna??? Mariann

# leylen dijo...

esta historia ya la colgaste, hace muuuuuuuuuuuuucho creo yo, un beso lord, nos hablamos (mentira, jamas hablamos, pero qeda lindo decirlo jajaja)

# Anónimo dijo...

AHORA ME DEJAS CON LA INTRIGA DE PORQYE EL MOTIVO DE TU SOLEDAD...

llamame y contame

AHORA!


Ley lay lei lai

# Federico dijo...

Me llegas a hacer eso siendo Thiago, y cuando salgo de prisión, viajó hasta Argentina y te planto una bomba en la casa. Forro.

Ah, pero la moraleja de la historia esta buena, jaja.

Saludos!

Fede

# Morocha dijo...

acabo de encontrartu blog muy beuno, saludos!

# Cristian dijo...

I´m pink: Gracias por el comentario. Me vas hacer sonrojar. Un beso grande. Cuidate.

Anónimo: Tal vez, tal vez. Fijate si ya se te hace rutina andá un medico, por que sino no vas a poder ser ni buena ni mala. Un saludo grande, gracias por el comentario.

leylen: Sí! la subí en el viejo blog. Qué memoria. Gracias por el comentario. Un beso grande.

Anónimo: jajaja, un besote ley lay lei lai. Gracias por su preocupación, pero... ¿Quién le dijo que estoy en soledad?. Le dejo otro final abierto.

Federico: Gracias Fede, me alegro que te haya gustado la historia. Un abrazo, gracias por la buena onda de siempre.

Morocha: Gracias, me alegro que te guste, un saludo grande y gracias por el comentario.

# rro. dijo...

He vuelto al ruedo. Y en orden, como siempre.

Me rei, lo confieso. Fue bueno.

# Melina dijo...

.."mañana puedo estar muerto y te vas arrepentir toda tu vida de ser así conmigo.."

.."ok, ojalá me muera mañana"..

pero.. era Marcos o Forest Gump??

# بالوما dijo...

Me encantó ajajaja
es genial para un corto.

# nadia dijo...

en serio, es genial para un corto!
muy bueno
besos

# Anónimo dijo...

Es la primera vez que comento en un blog... (y en este instante me pregunto: ¿saldrá esto que estoy escribiendo?, ¿Se hace así?, y bue! yo lo intento).
Además, por lo visto, como en tantas cosas, llego retrasada; hace tiempo que colgaste esta entrada, pero en fin, para que no pase como en el final de la historia y me quede con la sensación de que no hacía falta contar nada, aquí estoy... escribiendo.
Como a Marcos el desvelo y tal vez la soledad me hicieron navegar en las profundidades de un espacio cibernético en el que no se encuentran demasiados galeones hundidos en donde se pueda hallar algún tesoro, debo confesar que me sorprendió encontrar esto... lo primero que leí fueron tus deseos para este 2010, me atrapó la simplicidad de un discurso que dice mucho más de lo se lee y luego me llamó la atención el título de esta historia, sorprendida no era lo que esperaba... y me encantó que así fuera...
Un hallazgo enorme el encontarte y leerte. Ahora voy por más... hasta que el sueño aparezca. (María Natalia)

# Cristian dijo...

Melina: Marcos, Marcos, quedese tranquila, Forest debe andar corriendo por ahí.

بالوما: Sí que lo es. Gracias por el comentario y la buena onda.

nadia: Habría que hacerle unas cuantas modificaciones, pero si, puede andar. Gracias por el comentario.

María Natalia: Bienvenida, y muchas gracias por este hermoso comentario. Que más que eso, es un abrazo. Así lo siento yo.
El desvelo, nos abre una puerta a otro mundo. Gracias, de vuelta, por el comentario. Y sí, así como lo escribis sale publicado.
Saludos y espero leerte nuevamente.

# Anónimo dijo...

jajaja q personajes (todos, el autor, los del txt y los comentaristas), verdad q escribis lindo. ayer pensaba eso: quien entra mas de dos veces al mismo blog? (por eso me suscribo ;) y lo cierto es "guelgo" y te leo. bien che bien!. pasa mas de una vez q uno cree q el personaje es el autor, sobre todo cuando no so un lutier vite? y por ultimo, joer! queria ver si yo me sentia sola por lo mismo, me dejaste sin pista jajaja otro laburo mas pa mi. cariños. YY

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs