Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Lo peor de escribir es la imaginación. Recuerdo cuando me toco el brazo y rodeo toda la barra, yo pensé, inquieto, imbecil, ahí parado, como condenado a muerte que se iba a encontrar con su novio. La seguí con la mirada, y mandé la solicitud de amistad, resignado.
Quizás no fue en ese preciso momento. Me costó buscarla, no voy a mentirles.
El tema es que lo hice, me quede frente a la computadora con una copa de vino. Como aquél que elige el último deseo y lo elige mal.
Yo creo que ella no se dio cuenta, pero cuando me toco el brazo, me quede inmóvil y mire todo su trayecto, recorrió todo la barra, yo creo en el fondo ella esperaba que yo la agarre y le diga con toda mi estupidez cual es el nombre, al menos, como se llamaba.
Pero los tímidos sentimos una sensación constante de que el sol nos da en la cara y resignamos cualquier posibilidad y mal interpretamos cualquier señal.
El tema es que ella era hermosa, hasta su mochila lo era.
Y quedar como un psycho ya me importa poco.
Yo no podía comprender su belleza, todo era chiquito menos su belleza. Está en la pavada inconsciente, será una anécdota mal contada pensé.
Pero esa noche no pude dormir, aunque dormía no dormía. Al otro día me levante mal, y comencé a pensar en como reconstruir esa pared, aunque las bases estén mal construidas a veces quisiera ser como esos tipos que no les importa nada y destrozan todo. Quizás son tipos que no tienen nada que perder o ya lo perdieron todo.
Eso es lo peor de escribir, que toda mujer nos inspira a crear mil posibilidades que nunca sucederán y nos sometemos al castigo de los demás cuando contamos nuestra historia.
El tema es que ella ahora duda en aceptar, y yo me arrepiento en haberle enviado la solicitud, a decir verdad, no tengo el valor para cancelar.
Se que tiene novio, pero no estaba esa noche, entonces tengo libertad para hacer lo que me plazca, estoy en todo mi derecho, porque entre nosotros (nadie dejaría a esa criatura andar tan sola en bares tan raros) Mi esperanza es que ella me diga “Hola, yo estuve ese lunes”. Y mi respuesta llegará en al menos 48 horas. Por que no sabré que responder, por que el mundo es así, es cruel, hermoso, dañino. Pero amo, todo lo que habita en el.
Esta será otra historia más, otra historia sin final.
O quizás algún día pueda contarles el final. Ojalá así sea, porque esa boca roja y esos ojos café no los olvidare jamás.

0 Comentarios:

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs