Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Acabo de borrar un escrito en donde hablaba de mi mala memoria, lógicamente no podría reescribirlo ya que no me acordaría tal cual. Lo borre de bronca aunque a decir verdad, yo quería hablar de vos, y no quería introducirte en una historia, porque sinceramente la historia sos vos.
Fue en Salvador donde te ví, donde escuche tu voz que quedo como impregnada en mi oído, en mi sangre, y la recuerdo, la recuerdo sin recordarla con exactitud, es como que se fue perdiendo con el paso del tiempo, y uno necesita alimentar esas cosas.
Ya pasa en el amor, cuando uno no alimenta la pareja que el amor se va perdiendo, que de amor en los mejores casos pasa a una amistad muy fuerte, hasta una pequeña amistad como si uno se va olvidando de la otra persona o no la respeta tal cual lo hacia antes, hasta que bueno, luego, perdón por el pesimismo, pero luego de un tiempo, aparece otra persona, y en ese instante se regenera el amor, pero es en ese instante cuando nos damos cuenta que el amor se generó con otra persona.

Y la perdida, y todo lo que ello conlleva a las noches de soledad, la soledad misma que antes se fue germinando.
Quizás tendría que volver al Salvador a buscar algún fragmento tuyo, pero no estoy seguro de que todavía estés ahí, yo sé muy bien que ni siquiera te acordarás de mí, habrá pasado tanta gente después de mí.
Soy un ser que se enamora rápidamente y se desenamora aún más rápido, cuando el frío en los pies, el aire en la cara me despierta de esa irrealidad y de todas las escenas que se pasan por mi cabeza, las mil formas de encararte (todas exitosas), tus reacciones sumamente agradables, es prácticamente proporcional al bajón instantes después de que todo eso se vuelve en contra. Ser introvertido, tímido, y melancólico. No son cualidades para nada admirables.
Solo estuve seis días en El Salvador, por trabajo, y ahí es cuando te vi. Ojos negros, morocha, labios pintados, pelo con muchos rizos, bella. De una voz tan hermosa que es capaz de hipnotizar a un cocodrilo.
Pero como decía antes, me volví, y olvidé hablarte. Olvidé decirte que eras linda. Que eras muy hermosa. Que me daba mucha alegría verte. Que me enloquecía cuando veía tu cintura mecerse al caminar.
Y es por esto que amo El Salvador, es por vos, mi recuerdo de ese lugar sos vos, y sé que a nadie le importa que yo hable de los volcanes, las montañas, y la temperatura hermosa que hace ahí sea cual sea el mes. Vos sos mucho más que todo eso junto.
Sos un temporal de buenos recuerdos.
Quizás este año, vuelva a El Salvador, a buscarte, ya sin mi esposa, ni mis hijos. Vuelva solo a buscarte a vos. Porque necesito de esa pasión que hace un tiempo atrás, era el motor para seguir sobreviviendo ante tantas injusticias, y tantos besos mal dados.
Y solo espero que todavía estés ahí, sirviendo el mejor café del Villa Florencia.

3 Comentarios:

# BERTO dijo...

BUEN CONTEXTO FIERA, ATRAPANTE..

# BERTO dijo...

Ojos negros, morocha, labios pintados, pelo con muchos rizos, bella...
NO ME PREGUNTES POR QUE, PERO SE ME VINO A LA CABEZA EL TEMA DE RAFAGA QUE EMPIEZA: "PASO FINO Y ELEGANTE, Y MIRADA INTERESANTE VAN TEMBLANDO LAS ACERAS AL PASAR CON SUS CADERAS"...O NO?? MUY BUEN RELATO AMIGO..

# bertingui dijo...

Tres años después volví a leer esto y me corrijo: el tema no es de ráfaga, es d la rosa! Beso viejita.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs