Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 5

Almas que luchan
(o acerca del Oficinista)


Ella esta camino al bar, recién me llego un mensaje “te espero en el bar de siempre, 3:40”, y como siempre iré a verla, como un perro que busca un poco de afecto, algo de amor, esta relación comienza a ser dañina, muchas veces pienso en que acepte esta relación así, que me termine gustando y me aterra.
Me horroriza por que no quiero convertirme en un consolador de segunda clase. Yo me conozco y sé que algo así podría estropearme mucho, al punto de llegar hacer una locura.
Voy a ir al bar, y esta vez tratare de comentarle estas cosas que pienso, ya no las puedo guardar mas, mi psicóloga no deja de repetirme que se lo cuente, que le diga que es lo que me pasa, pero yo tengo la impresión de que ella saldrá corriendo y no quiero eso.
Quiero que simplemente me entienda que comprenda que para mi ella no es solo una concha, que hay algo más que me gusta de ella.
Es siempre la misma rutina, del bar al telo, del telo a casa, de casa a dormir, de dormir al banco y así. Ya descuide a mis amigos, me fui cortando solo, por que quiero, pero es triste darse cuenta, ser conciente que te estas cortando solo, pero son amigos, sabrán entender cuando vuelva con el corazón en la mano.
Ella es una mina totalmente pacifica, criada en un nivel alto, es como que conmigo experimenta otras cosas, le gusto más por mi simpleza, por que no tengo más que treinta pesos en el bolsillo cuando llega fin de mes. Nunca le regale nada, ni siquiera la invite a cenar, el telo lo paga ella, antes me jodia no tener un mango, pero ahora no me jode, y me esta yendo bien, ella cuando esta conmigo, evita hablar de los viajes, de las joyas, de los regalos que les hace el marido en cada aniversario de casados.
Que yo recuerde jamás me pregunto por mi familia, solo vio una foto que tengo en el escritorio, en la repisa de arriba, es la foto de mi vieja cuando era joven, pensó que era alguna ex novia mía, es linda mi vieja.
Mi viejo es militar, un jodido, pero buen tipo, yo lo admiro y lo quiero mucho, aunque no lo vea muy seguido, es que en la ciudad una hora son cinco minutos, el tiempo no rinde, caminas como un robot programado para hacer las cosas que tenes que hacer y nada más. Me acuerdo, cuando estaba en Chivilcoy, era otra vida, totalmente diferente, desde la gente hasta las calles, hasta el cielo cambiaba, todo. Allá podías detenerte a mirar las nubes, a ver el suave movimiento de los árboles, sentir el pasto, acá en la ciudad esas cosas no se deben hacer, están prohibidas. Uno mira el cielo y solamente piensa en suicidarse.
Se padece mucho la falta de oxigeno, el clima turbio apestado de carteles, la velocidad en que camina la gente, la falta de comunicación, es asquerosa, repugnante ver como todos esos seres pasan caminando, se chocan, se miran, se hablan y no pueden sentirse ni un poco, ni siquiera darse cuenta de la porción de materia que ocupan en el espacio. Son como espectros, todos esperando a que les ocurra algún accidente, siempre caminan pensando que hoy será su ultimo día, con miedo, y los más colgados, andan con música, evadiendo la realidad, escuchando otro sonido que no es el mismo que los vio crecer.
Hermanos nunca tuve y siempre quise tener uno, debe ser hermoso, diferente, distinto, no sé me cuesta imaginarlo, pienso que el solo hecho de saber que es tu sangre, que salio del mismo útero que uno, de la misma capital de vida, debe ser magnifico.
Secretos, confidencias, el saber que nunca te va a cagar, no se, debe ser algo increíble.
Me hubiera gustado tener un hermano más chico, para poder enseñarle y mostrarle cosas que yo las viví, para poder decirle “no fumes, hace mal” así sea lo más pelotudo, me conformaría con decirle eso.
Después, los demás parientes, están en la suya, la familia se armo como en burbujas, fingiendo comidas, siempre, se los podía ver en sus caras que no se soportaban, la envidia de tener una familia mejor que la otra, por eso me aleje, así no son las familias, tienen que estar unidos, disfrutar de una comida como una bendición, como un regalo, disfrutar el estar todos vivos, eso es una familia, eso son los matrimonios, almas que luchan.



Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Parte 7

5 Comentarios:

# •Laura Avellaneda• dijo...

Este capítulo es extraño. El tipo se va por las ramas y ni siquiera en el último renglón logra volver a la casada o al bar o algo que se le relacione. Como que se puso a divagar y nunca volvió. Y ella? Más intriga.....

# Anónimo dijo...

ay, esa parte de q le manda msj i el deja todo lo q esta haciendo para verla siiin importale nada me identifica muchisimo , el no poderle decir q no nunca.
Tus textos , la gran mayoria , siempre me identificann o me llegan de una manera especial . Todos los dias es como una costumbre entrar i leerte , aunq no hayas "renovado el texto" i asi me cuelgo con otros i los vuelvo a releer y entiendo cosas q antes no me imagine.
Seguii asi , porq la manera q escribis es muuuy liinda e interesante . En un trabajo del colegio habia q escribir o hacer referencia sobre cosas q te gustaban leer i de donde , en esa descripcion fusite una de las elecciones :) .
Realmente es un gusto leerte y estas historias continuadas valen la pena esperalalas .
Un beso i suerte , i lo repito seguii asi :)

Eu ..

# Juli dijo...

Me re gusto, me identifico bastante.

Un beso.

# Cristian dijo...

Lola: Me encantó su análisis, increíble. Muy bueno, sí, es para saber un poco más de él. Todo se relaciona con todo. Un saludo grande, gracias por el comentario. Y deje de morir, noche tras noche.

Eu: ¡Muchas Gracias! por tu buena onda, me alegro mucho, sí algunos textos al releerlos cambian, se descubren nuevas cosas, que lindo que te guste el blog. Te dejo un saludo muy grande, cuidate, buena vida.

Juli: Gracias me alegro que te guste, un saludo, cuidate.

# •Laura Avellaneda• dijo...

No me muero, me matan (me mata).

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs