Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 6

Cosas, así... cosas...

Y ahí entra, con botitas de cuero bajitas llena de flequillos, pantalón de jean azul oscuro bien ajustado, camisola blanca, bien sueltita, se le marcan las tetas y la brisa la acaricia, y la camisola cobra vida pero la frena un cinturón marrón, que le marca la cintura, anteojos, todo una diva, una vieja que hace de pendeja.
Se pasa la vida comprando ropa, es feliz de shopping, y sin embargo busca algo en mi, y cuando lo encuentre se ira, como las aves migratorias, con la diferencia que su amnesia indiferente me olvidara a la semana.

—Javi, ¿Cómo estás?
—Bien, bien, acá, disfrutando el cafecito, ¿Te paso algo?
—No, nada, se me quedo el auto, acá a dos cuadras, ¿Después te fijas?
—Mira que no soy mecánico, pero no tengo problemas.
—Bueno, de ultima me haces el aguante hasta que venga el de la grúa.
—Dale, me parece mejor que lo vea alguien que sepa.

¿Quién se piensa que soy, su marido?. Que ganas de mandarla a la mierda, y no poder hacerlo, siempre el mismo pelotudo consentidor, me falta decirle “sí, mi amor” y darle la tarjeta de crédito.

—Javi, sabes que el otro día me quede pensando en eso que hablamos...
—¿Qué de todo?
—Eso de que si yo me podía llegar a enamorar de vos.
—Ahh, si, me acuerdo, disculpa si te trate mal, pasa que se me complica hablarte sin decirte lo que pienso.
—No, todo bien, yo te quería decir algo... pero no sé, como veras a mi también se me complica aunque muchas veces me muestre como una superada que nada le afecta.
Pero estos últimos días, mi cabeza no freno un segundo, y es como que necesito decírtelo, quizás me alivie un poco.

Preparate Javier, acá se define tu situación, “ganas o perdés”. Será algo súper redituable, ella también escuchara lo que pensas, vos la escucharas, y ambos se despedirán, seguramente se encontraran después de que pasen unos meses y serás feliz, muy feliz, por que dicen que cuando se cierra una puerta se abren otras mas grandes.
A quien le voy a mentir, voy a estar hecho mierda, solo como puto con sida, perdido por ahí, odiando a las minas, maltratándome por ser tan pelotudo, y calculando la distancia de la ventana al piso, para comprobar que realmente me mate.

—Bueno, vamos a ponernos de acuerdo, hablas vos y después me escuchas a mí. ¿Si?
—Dale, bueno te comento, creo... creo que me pasan cosas con vos. —dijo la rubia.
—¿Cómo? ¿Qué cosas?
—Cosas, así... cosas...
—Podes ser más especifica, ¿Qué cosas te pasan conmigo?
—Cosas.. como que te quiero un poco más...
—¿Cómo que me querés? ¿Estas enamorada de mi?
—No se si es amor, no se que es, pero te pienso, estoy con mi marido, lo veo a él y me da lastima. Y no sé si estará bien o mal, pero me da lastima, ¿Entendes?.
—Sí, te entiendo, pero hace tres días atrás, me dijiste que no podía pasar nunca que te enamoraras de mí, y que si lo hacías no me verías nunca más.
—Si... por eso vine...
—Espera, no te apresures, no digas nada más. No sigas por favor.
—Necesito que lo sepas, no quiero lastimarte, ni quiero lastimarme...
—No, no podés, ¿No te voy a ver nunca más?
—Por unos días, necesito pensar un poco...
—Pero no me podés decir esto y salir corriendo, no te vas a escapar de esto, así te vayas a Japón, yo no se la verdad que decirte, no sé, lo único que se es que no quiero que te alejes de mi.
—Javi... por favor, no hagas todo más difícil, solo quería que lo sepas, nada más.
—¿Nada más?. Te cagas en mí, me usaste pelotuda. Y venís ahora y me decís que estas enamorada de mi pero que no me vas a ver nunca mas. ¿Tan hija de puta podes ser?.
—Yo sabía, te enojaste, me haces sentir la peor basura, aparte yo no te use Javi, los dos queríamos estar juntos, no pienses así, yo te dije que estaba casada...
—Sí, me importa un carajo que estés casada, lo que me da bronca es que me digas que me amas y que por eso me dejas, eso me da bronca, ¿Acaso yo te pedí que dejes a tu marido?, no, nunca te lo pedí.
—Bueno, vamos a pensarlo, trata de entenderme a mí, ahora después cuando estés en frío volvemos hablar... te noto raro. ¿Vos tenías que decirme algo?
—Sí, ojala seas la mina más infeliz del mundo. Ahora ya no importa nada, sé que cuando te vayas de acá no te voy a ver nunca más. Lo tengo en claro, para que seguir humillándome, te deseo lo peor, me voy, no aguanto más, y no me escribas, olvídate de mi celular, no me llames, no me busques, ya me pudrí de vos, de tus problemas, de todo, si realmente me queres un poco, no me rompas las pelotas.

Me pare, agarre los puchos, el celular y salí del bar. Camine despacio, angustiado, sosegado por la situación, con la conmoción de que ya sabia que esto iba a pasar, desconcertado por que justo pase hoy, llegue hasta la esquina y comencé a llorar como un nene al que no le compran un juguete, volví a llorar después de tanto tiempo, liberando pecados y emociones. Apoye mi espalda en la pared y me deje caer, me deslicé moribundo hasta el piso, me saque la campera, sentí el frío, quería que algo me golpee por ser tan tarado, ella nunca se acerco a la esquina, nunca me siguió, nunca intento detenerme.
Nuevamente otra mujer me deja por que me ama, ¿Qué clase de amor es ese?.
Comenzó a vibrar el celular, un mensaje de ella “¿Estás bien? si querés no me contestes”.
“Sí, estoy bien” respondí, otra vez... otra vez el mismo infeliz.



Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Parte 7

6 Comentarios:

# Valeria dijo...

el segundo es el que pierde, el marido es el que gana, siempre es asi.
Pero lo que saco como llamativo, es que ella nunca le dijo que lo amaba, ni que estaba enamorada de el. El se imagino que el sentimiento de ella era ese?

El hombre mal interpreta, ciertas cosas!!

saludos!!

# •Laura Avellaneda• dijo...

El marido gana? Qué gana el marido? La lástima de la mujer! De qué le sirve tenerla durmiendo en su misma cama todas las noches (o algunas noches, porque por lo visto la rubia no era ninguna santita) si lo único que siente ella por él es lástima.

Otra que pierde es la misma rubia. Se pierde a un tipo como Javier con quien podría haber tenido un gran amor.

El único que gana es el mismo Javier, que seguro no lo entiende porque debe estar enamorado y solo y triste y abandonado y desilusionado y herido y maltratado y usado y todos los adjetivos miserables que le quepan... gana porque se deshizo de esa mierda de tipa que es la rubia (y que somos todas nosotras, en mayor o menor medida) que nunca iba a ser capaz de amarlo como él la amaba a ella (más allá del placer físico y la conexión sexual entre los dos, era una relación desigual).

En fin. Era eso. Estoy re triste. Me siento una porquería de persona.
¿Quien no le dijo alguna vez a un hombre que lo quería con locura pero que tenía que irse? Yo sí. Me siento tan mal que lo confieso públicamente.

Mosca: tus cuentos nos salvan de muchas sesiones psicológicas.

# vanina dijo...

No salir con personas con compromisos es auto-preservación.
Suerte

# I´m pink dijo...

y para que iba a seguirlo? si bien sabia que con una llamada lo tendría de vuelta, algunos hombres son tan predecibles (y algunas chicas también, para no herir susceptibilidades)...

PD para Javier: ¨no preguntes lo que no quieres saber¨

Beso nene (este no es para Javier)!

LuLu

# Denis Lizarbe dijo...

Offtopic:
Estaba esperando encontrarme un blog como el tuyo :)
Ahora sí, me voy al cap. 1 y... A leer que para mas tarde puede ser eso: tarde.

# Cristian dijo...

Valeria: Todos los seres humanos generalmente interpretan todo como les conviene. Gracias por los comentarios y por seguir la historia. Un saludo grande.

Lola: No diga tonterías, usted no es una basura, aunque así lo sienta. Es normal, todos muchas veces rechazamos amores por miedos, por no sé que, siempre pasa y pasara, a veces nos toca a nosotros ese rechazo, y cuesta digerirlo. No se sienta mal y gracias por sus comentarios tan nutridos, sin duda condimentan la historia.
Por esta vez le dejo un cálido beso en la mejilla.

vanina: Anotado. Muchas gracias por el comentario.

LuLu: Quizás él pensó que ella se jugaría por él, no es la acción de seguirlo lo que en realidad importa, es el acto.
¡Por fin me toca algo a mí!
Gracias LuLu, un saludo grande.

Denis Lizarbe: Gracias por los comentarios, me gusta que puedas explayarte así y más aún que me lo hagás saber, gracias por la buena onda, de verdad.
Un saludo grande.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs