Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 4/5
“Comienzo de los días que vendrán”

Después de tres días de colonia, ella se intereso por mí. Se ve que el juego no le gustaba mucho, pero a mi me favoreció. Lo único que recuerdo es que yo estaba feliz porque ella quiso saber mi nombre.
Es feo o raro; o normal a esa edad decir esto pero yo extrañaba a Nicolás, es como que me faltaba un cómplice, me faltaba esa única persona que conoces cuando estás en un lugar ajeno. Una sensación así sentía de a ratos, igualmente era mi oportunidad de acercarme a Guillermina.

Y lo logré nos sentamos juntos a comer el sándwich de jamón y queso, un sándwich muy rico o al menos a Felipe le gustaba por que tardaban más en preparárselo que lo que él tardaba en comérselo.
Aunque todos los días eran la misma rutina esa tarde varió, dio un vuelco que lo recuerdo hasta el día de hoy.
Ahora veinte largos años después al cerrar los ojos puedo trasladarme exactamente al lugar en donde pasó lo que jamás tendría que haber pasado.
Al terminar de almorzar teníamos una hora de descanso para que la comida pueda bajar, en pocas palabras para hacer la digestión.
Nos sentamos al borde de la pileta Guillermina, Felipe y yo. Felipe era realmente insoportable, quizás era por que en el colegio los amigos lo molestaban demasiado y encontró en nosotros una situación totalmente distinta en donde lo tratábamos normal, como a cualquier otro chico.
Suele ocurrir eso de chico, el humillar a las personas simplemente por diversión. El complot de varios chicos contra uno.
Y fue en ese instante en que le propuse a Felipe jugar a bucear. Jugar a ir a buscar la piedra al fondo de la pileta. Pero con la única condición de que no se podía abrir los ojos. Y accedió.
Todo surgió por mis ganas incontenibles de preguntarle a Guillermina si quería ser mi novia. No había forma de poder quedarme a solas con ella, ya que me daba mucha vergüenza decirle algo si alguien más estaba ahí.
Arrojé la piedra al medio de la pileta y el se zambulló de cabeza. Al mismo tiempo que el entraba al agua agarré a Guillermina del brazo y la arrastré conmigo, hasta que empezó a correr, nos escondimos atrás del baño. Ella no entendía nada, y yo estaba decidido a preguntarle si quería ser mi novia, de cualquier forma, novios sin beso, que más da, estaba loco por ella.



Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Final

6 Comentarios:

# Lile dijo...

Me muero de amor!!! es pura ternura Cris! espero que Guillermina le diga que sí!!! soy una romántica empedernida!, espero con ansias el próximo capítulo...un abrazo enorme!

# DaM!t@ dijo...

ahhhh que lindoooooooo!!

# rro. dijo...

Presiento que el Gordo Felipe (que definitivamente me cae mal, ya descubrí por qué) se va a morir. Que se yo.

Ah, sí. Me cae mal porque es la "víctima" de alguna forma. Y como todos saben, esos son los peores. Después terminan asesinando a todos los compañeros, o poniendo bombas en el colegio, drogándose y verdugueando a los más débiles. Y más si es gordo. No es contra los gordos, que quede claro. Es contra los que abusan de su ventaja en cuanto al espacio físico que ocupan, no se si me explico.

En fin, ojalá que se ahogue.

# Anónimo dijo...

ke dandy este mosca jajaja de chikito ya andaba levantando.

che pobre felipe... ke problema hay con los drogones y tira bombas?!?!?!? todo tiene un sentido en la vida

el wacho tirabomba

# Cristian dijo...

Lile: Gracias por el comentario. Esperemos, esperemos a ver que sucede. Un abrazo grande Lile.

DaM!t@: Expresión sincera, muchas gracias por hacérmela saber.

rro.: Dejá de hackearme y leer los finales de mis cuentos. Jajajaj me muero con tu comentario el "En fin, ojalá que se ahogue." genial. Dicho y hecho. Abrazo rro. La recordare como aquella que contó el final de una historia sin que nadie se de cuenta.

Wachin: jajjaja, piketero de maceta. Gracias por el comentario. Abrazo guachi.

# •Lola• dijo...

Cuánta ternura! Me muerooooooo....

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs