Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 2
"El Fantasma del perdón"

Esa noche no fue a pedirle perdón, ni siquiera tuvo el valor de llamarla por teléfono, nada. Ya el problema no era con ella, ahora era con él.
Después de esa noche, comprendió que el que había cambiado era él. Que él no era el mismo Gabriel, que ya nada era lo mismo en realidad.
Es que cuando un amor es todo, es muy difícil seguir viviendo. ¿Cómo se hace?
Fueron unos años de estar juntos, hombro a hombro, corazón a corazón. Se los veía unidos, si se caía uno el otro corría a levantarlo y eso es amor, que me vienen con canciones de Axel, amor es la mierda con la que hay que convivir todos los días. Amor es cuando te sentís sucio por dentro y viene alguien a limpiarte, a demostrarte que hay un ser vivo que tenga teta o tenga pito se preocupa por vos. Que va más allá de tu aspecto físico que le interesa tu integridad de persona, la incertidumbre de saber que hay en ese envase.
¿Cómo Gabriel iba vivir así? ¿Cómo iba a vivir? Después de tantas sonrisas, después de tantos abrazos, de esa caída de ojos que lo enloquecía.
¡Ay mi viejo, si te contará lo que eran juntos! Te caes de trompa al piso.

¿Sabes lo que es que te esperen solo para darte amor en esas noches de invierno, de lluvia, de agua en los zapatos? No te das una idea lo que él iba a extrañar esas cosas.
Pero el ser humano si algo tiene es esa tracción a sangre que sino se muere se cree inmortal. Todos volvemos a morder la manzana. Todos buscamos una piedra para tirar.
No sabes lo que es verlo todo el día pegado al telefono, esperando un sonido, al menos un llamado equivocado, o una puteada. Él ahora buscaba eso, necesitaba que ella le devuelva una por una las puteadas que le dijo.
Tanto tiempo amándola, tanto dar, y ahora, estaba vacío, pero con la copa llena de vino.
Sí, señor, el vino es más que un amigo, como decían en una vieja serie, aquel hombre que no sabe beber, no sabe vivir.
Y él buscaba eso, la puntita, el principio de un nuevo andar, pero estaba negado, no puedo mentir, estaba negado y ya no confiaba ni en su sombra. Mi viejo, no sabes la pinta que tiene el tipo este. Yo con esa facha, no estaría escribiendo historias.
Vos pensá que a mí todavía me queda grabada en la mente la cara de terror que tenía esa piba, imagínate ahora, lo que debe ser para él vivir con eso.
Es que después de esa noche, vino otra noche, y muchas noches más, y pasaron cinco meses de estar así.
Para mí esa noche era una anécdota, me acuerdo que estaba endemoniado, casi se me escapa una carcajada, porque jamás lo ves enojado a Gabriel, es raro, pero viste, es como dicen, los más tranquilos son los peores y creo que si en ese momento había una pared la rompía de un cabezazo.
Yo con el trabajo y los estudios, tenía poco tiempo para estar con él, nos veíamos los fines de semana, o cuando podíamos, muchas veces ni siquiera iba a la casa, ya que el no quería salir, se acostaba temprano, un vinito y a la cama. Un vinito, una cerveza y varias medidas de whisky, se arruinaba. Estar borracho es un atajo a la paz, es un atajo a olvidar culpas, penas, y perdones nunca recibidos.
Yo sé que si ella lo hubiese puteado un rato, muchas cosas se habrían solucionado, porque al menos te enojas, y tenés un motivo para olvidar, pero cuando tenés el culo sucio mi viejo, cuesta mucho dormir con eso.
Ahora estaba viviendo esa etapa de mierda, pero muy llena de enseñanza, la etapa del duelo, porque a los amores hay que enterrarlos. ¿Pero que pasa si se entierran vivo? No mueren, y nos sigue el fantasmita, el fantasma de mierda, la ilusión de ver a la persona en milésimas de segundos, estés donde estés, y no tiene límites, porque es tan puto que se te aparece hasta con la luz oscura.


Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Final

3 Comentarios:

# Wait, I'm typing! dijo...

Es un dolor atado a las raíces de los árboles. A las más profundas. Me acaba de destrozar verlo así a Gabriel. Y así es cuando uno se pone a pensar... ¿por qué carajo son tan difíciles las relaciones humanas? El silencio de ella lo destrozó :( Me dejaste triste... encima de que es domingo! Eso sólo significa que es, una vez más, brillante ;)

# Kaibba dijo...

Sos brillante colega... es muy duro eso... y si lo vivi en carne ropia y si un fantasma aun me persigue y que rabia, que odio, que soledad...
da miedo la historia y no se la deso a nadie nunca... ojala no sea verdica... =(

# Cristian dijo...

Carmen: Muchas gracias, por el comentario, por tus palabras de aliento. Sin duda, yo creo que la historia continua y obtiene una riqueza extra con comentarios así.

Kaibba: Gracias por el comentario. Esta es una historia, todas las historias son eso, historias. Pueden ser reales o ficticias pero que más da. Ya ves, tu la vuelves una realidad. Un abrazo y fuerza a seguir remando, que todavía quedan muchos puertos por visitar.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs