Te Cortaría en Mil Pedazos : relatos, historias propias. Resucitandote en cada historia. | Weblog de Cristian Sena

Parte 6 - Final
"En tú eternidad"

Me fui llorando como un nene, hermano, otra vez llorando, me fui muy triste, no entendía nada, o lo entendía a todo demasiado bien, no sé, fue horrible.
Seguí caminando hasta casa, lo tenía que hacer, tenía que pedirle perdón a mi mujer.
Ya estaba en la puerta de casa, y no sabía que hacer, diez minutos, quince, no sabía que hacer, me encontraba completamente perdido.
Puse la llave, abrí la puerta casi sin hacer ruido y entre, ahí estaba hermano, colgada en el medio del living.
Pensé en la nena, en mi hijita, mi chiquita, tres añitos tiene y todo se reducía a un dolor en el pecho. Mi vida, de pronto dependía de un órgano asesino, el corazón. Y no me salvaba mi titulo de abogado, no me salvaba el sueldo a fin de mes, no me salvaban mis amigos, nada me salvaba, ¿Me entendés? El bobo me estaba jugando una mala pasada, pero pensá en la nena, bobo, no me abandones ahora. Y no sé que paso, pero algo me rescato, me lleno de luz, corrí hasta donde estaba mi mujer, a abrazarla, intente levantar pero siempre es tarde, estaba congelada, ya se había ido.

Y todo lo que paso es mi culpa, toda situación narrada es culpa mía. Sabes hermosa, hijita, después de tanto tiempo comprendí que cuando se me había aparecido el Gabriel en esa época y me dijo que pida perdón, yo tendría que haber ido para casa a pedirle perdón a mamá, pero lo interprete mal y me fui a buscar la novia de él. Me arrepiento tanto de no haber ido a casa, me arrepiento tanto de haber discutido, encima todo fue por una boludes.
Pero yo se quien me rescato, fue mi hija la que me saco de toda la tortura, la que me salvó, y es hasta el día de hoy, que vos, mi amor, bebe hermosa, me rescataste.
Es por esto que te escribo, y perdón si la lectura comienza a complicarse, estoy llegando al final en el amplio sentido de la palabra ya no se coordina todo tan bien como antes, pero igualmente, te escribo para que sepas, (ahora que sos toda una señorita), que tengo muchas deudas pendientes. Que necesito ir a saldarlas por que acá ya no tengo más nada, creo que ya te di todo a vos, ya tenés la edad suficiente, esta carta la escribí cuando tenías doce, eras toda una nena, pero le pagué a una persona para que te la envíe hoy. No busques una explicación a la fecha, solo quería asegurarme que seas mayor, y te pido perdón, por haberme ido cuando tenías dieciocho, es que no podía dejarte de un día para el otro. A pesar de que nos comunicábamos, quería que te vayas acostumbrando. Siempre te cuide a la distancia, y hoy más que nunca lo seguiré haciendo.
Duele muñequita, duele mucho y papá ya no resiste.
Y sí, esa frase era mía, nunca pude enamorarme de otra mujer.
Te quiero de forma desmedida, te voy a cuidar, sé feliz hermosa.


Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Final

6 Comentarios:

# Myself dijo...

Me gusto mucho el relato, te hace pensar muchas cosas. Es por cosas como estas que aunque cueste yo trato de cuando estoy enojado directamente no contestar porque si algo es cierto, es que "Uno es amo de lo que calla y esclavo de lo que dice".

Muchas gracias por el relato en sí.
Se espera el siguiente =)

# rro. dijo...

Nunca te odié tanto como recién cuando llegué al punto final. Realmente admiro tu capacidad de sorprenderme, cuando creo que de a poco puedo ir sacándote la ficha, digo "la puta madre, mirá con lo que sale el tipo éste..." y aunque intento enojarme, no me sale, porque sé que de haber sido así, de haberte sacado la ficha, hubiera dejado de leerte hace tiempo, sería aburrido.

En fin, lloré.


rro.

# A.A dijo...

Escribis tan pero tan bien que no me voy a cansar nunca creo de decirlo jeje. Que linda historia aunque triste,hacia mucho que no comentaba, pero fui leyendo todas las entrda y esperanod con ansias el final.
Exitos
A¥e*73

# Carmen Conde dijo...

Rompes los esquemas de todo cuanto se espera. Y mientras tanto estremeces. Es sobrecogedora la historia. Pero igual de sobrecogedor es verla crecer para al final darse cuenta de que nada era lo que parecía. Eres el David Lynch de la literatura ;)

Enhorabuena. Y un millón de gracias por ponerle tanto sentimiento. Es escalofriante.

# MR. MC.DONALD dijo...

HOLA Q TAL. COMO ESTAS''' ME GUSTA TU BLOG, ESTA ENTRADA...ES BASTANTE INTERESANTE Y DIFERENTE!!! EMPEZARÉ A SEGUIRTE Y ESPERO Q TE PASES POR MI BLOG PARA QUE ME DES TUS IMPRESIONES TAMBIÉN, TE ESPERO POR ALLÁ!!!! ÉXITOS Y ESTAREMOS EN CONTACTO

# Cristian dijo...

Myself: Coincido con la frase, muchas gracias por su aporte, y por el comentario. Un saludo grande.

rro: jajaja siemrpe me haces sonreir, son genial. Un abrazo grande, y gracias por estos comentarios tan lindos. Beso y buena vida.

A.A: Gracias, sí hacia mucho que no se la leía, pero me alegra saber que siempre anda leyendo, un beso y un abrazo, gracias nuevamente por el comentario. Saluditos.

Carmen Conde: Gracias Carmencita por las palabras, por su opinión, por todo. Un beso grande, desde este lado del charco, me alegro que te haya gustado la historia. Nuevamente un gracias por dejar su comentario.

MR. MC.DONALD: Muchas gracias, me alegro que le guste el blog, un saludo grande.

DEJAR UN COMENTARIO





Copyright 2005-2011 | Basado en K2 manoseado de arriba-abajo por mí.

Autor | Secciones | Contacto

cs